La escasez de la gama Nexus ¿éxito o mala planificación?

La escasez de la gama Nexus ¿éxito o mala planificación?

Claudio Valero

Los dispositivos lanzados por Google para su gama Nexus se han convertido en objeto de polémica por su escaso stock. Los analistas no acaban de comprender los motivos de la escasez. Una parte, lo achaca al gran éxito que están teniendo el Nexus 4, Nexus 7 y Nexus 10. Otra parte, cree que Google ha realizado una pésima planificación de las ventas y ahora ya es demasiado tarde para solucionarlo.

Ayer volvía por enésima vez a estar disponible el Nexus 4. El deseado smartphone de Google, se ha convertido en uno de los gadgets más buscados de los últimos tiempos. En todas las ocasiones que se ponía a la venta, se repetía la misma historia. Los dispositivos se agotaban en pocos minutos y el malestar de los usuarios iba creciendo por momentos.

Más discreto ha sido la puesta en escena de las tabletas de Google, el Nexus 7 y el Nexus 10. Ambas tabletas conjugan estupendas prestaciones con un precio realmente ajustado, pero no resultan tan llamativas como el Nexus 4. De todas formas, la historia guarda algunas similitudes con la del smartphone, ya que han sido constantes las faltas de stock.

Si acudimos a los fabricantes, en el caso del Nexus 4 a LG, estos defienden que la producción de los terminales se ha realizado sin problemas. Aseguran que todo ha ido según los previsto y que la producción no ha sufrido ningún retraso. Estas declaraciones contrastan con las del director general de Google en Irlanda, Dan Cobley, quien afirma que los suministros por parte de LG habían sido escasos y erráticos.

Escuchadas las dos partes, nos preguntamos por los verdaderos motivos de la escasez de los dispositivos de la gama Nexus. No sería nada descabellado decir que la escasez se debe al gran éxito, pero existen productos que arrasan en ventas y siguen disponibles. Google debe fijarse en la competencia, como Apple y Samsung, que pese al gran éxito de sus productos, asegura unos mínimos de stock.

Tampoco sería descabellado pensar en una mala planificación por parte de Google. Si el resto de fabricantes pueden asegurar unos stocks mínimos ¿por qué no puede Google? El gigante de Internet debe usar la experiencia del Nexus 4 como punto de partida para no repetir los mismos errores. Si LG ha tenido algún problema durante la fabricación, sería mucho más transparente el contarlo a los clientes.

Sea como fuere, al final siempre suele perder el mismo. El usuario que desea adquirir un Nexus 4, un Nexus 7 o un Nexus 10 y que se encuentra con el cartel de agotado de forma habitual. Esperamos que la próxima vez que se ponga a la venta el Nexus 4, aguante al menos un día. ¿A que creéis que se debe la escasez de dispositivos Nexus?