Así sería el sistema de Sony para impedir los juegos de segunda mano en PlayStation 4

Sony está dispuesta a bloquear la ejecución de juegos de segunda mano en su próxima videoconsola. Así lo demuestra una patente que habría registrado la compañía japonesa para evitar la consolidación de este mercado en su futura PlayStation 4.

Los juegos de segunda mano y el mercado que conllevan vuelven a salir a debate. Los desarrolladores y distribuidores han criticado la reventa de juegos en los últimos años, puesto que en su opinión logran unos beneficios menores para sus arcas que si cada usuario tuviese que adquirir su propio juego únicamente en las tiendas. Asimismo, tanto Microsoft como Sony ya han mostrado sus dudas sobre este mercado alternativo en los últimos meses.

Una nueva patente que habría registrado Sony vendría a confirmar el movimiento contra los juegos de segunda mano del gigante nipón. Como leemos en Gamerzona.com, la multinacional estaría trabajando en un sistema que bloquease estos juegos e incluso películas y discos de música cuando se intentasen ejecutar en su consola. En concreto hablamos de la futura PlayStation 4, para la que iría destinada esta nueva tecnología.

Su funcionamiento se basaría en la tecnología inalámbrica NFC (Near Field Communication) que ya integran algunos dispositivos móviles. Gracias a ella sería posible ligar los discos de los juegos y otros contenidos a una única consola así como a sus cuentas de usuario. De este modo, se impediría que un juego usado en una consola o con una determinada cuenta de usuario fuese accesible en otra.

Desde Sony no han confirmado ni desmentido una información que no ha tardado en generar polémica en la Red. Limitar de este modo el uso de videojuegos usados es visto por algunos usuarios como una forma de restricción a los derechos que conllevan la adquisicón de un producto, entre los que estaría dejarlo sin ánimo de lucro a terceras personas. Otra opción que se podría abrir sería la venta de licencias asociadas a un único juego para permitir su ejecución en otras consolas, al estilo de lo que sucede con el actual Online Pass.

¿Qué os parece esta medida? ¿Se atreverá a dar este paso Sony para bloquear los juegos de segunda mano en su próxima PS4?