Se dispara el número de canales ilegales en la TDT

Se dispara el número de canales ilegales en la TDT

Redacción

A pesar de que una de las ventajas con las que se vendió la TDT fue la desaparición de los canales «piratas», el efecto con el paso de los años ha sido el contrario. Decenas de canales emiten sin la licencia administrativa correspondiente.

Nuestro portal especializado en televisión, ADSLzone.tv, se hace eco del impresionante crecimiento en el número de canales ilegales en el servicio de Televisión Digital Terrestre (TDT). Lejos de padecer los efectos de la crisis económica, que por supuesto también toca al sector publicitario, estas cadenas han proliferado en los últimos años a pesar de su ilegalidad, apoyándose en servicios de teletienda, brujería y esoterismo.

Aunque se esperaba que con la implantación de la TDT estos canales desapareciesen, lo cierto es que la realidad ha sido bien distinta. Si en la televisión analógica ya existían con los mismos tipos de contenido, en la nueva plataforma se han multiplicado por cuatro en apenas unos años. La impotencia de las administraciones autonómicas y la estatal ha quedado patente al no haber sido capaces de frenar un fenómeno que a todas luces empobrece la calidad y seriedad del servicio televisivo.

El pasado 2011 supuso el año en el que más canales de este tipo aparecieron, según cita el Consejo Audiovisual Andaluz. Prácticamente la mitad de los canales que emiten en esta comunidad autónoma pueden considerarse «piratas», concretamente 62 de las 127 señales que operan a día de hoy. Por contra, las actuaciones efectivas contra estas emisiones brillan tanto por su ineficacia como por su escasa presencia.

No obstante, esta lacra no se ciñe únicamente a Andalucía. En otras comunidades como Cataluña o Madrid también se dan decenas de emisiones ilegales. En el caso catalán, hasta 40 cadenas emiten sin licencia, mientras que en la comunidad de la capital son 12 los canales de TDT que no tienen autorización pero que emiten con impunidad los citados contenidos.

Desde el Ministerio de Industria se asegura que ya se ha procedido a algunas actuaciones para acabar con este tipo de canales. Sin embargo, solo lo hae en el momento en el que una de estas emisiones interfiere la señal de un operador de ámbito nacional, pasando a las comunidades autónomas la patata caliente sobre este tipo de canales.