No sólo el mismo cargador: la UE quiere que puedas reemplazar la batería del móvil

Desde hace unos años, es imposible para la mayoría de usuarios reemplazar la batería del móvil. Las partes traseras de los móviles vienen selladas, y a cambio de ello tenemos otras ventajas como la resistencia IP68 que tienen los terminales de gama alta. El problema es que esto disminuye la vida útil del móvil en cuanto la batería empieza a presentar problemas, y por ello la UE quiere que sea más fácil cambiarlo.

La Unión Europea se encuentra trabajando en el Green Deal que presentará a mediados de marzo, con el cual quieren reducir la cantidad de residuos generados por la electrónica, tales como cargadores o móviles viejos.

batería movil samsung

La vida útil de un móvil viene determinada por dos factores en la mayoría de casos: por el fin de soporte de software, o por la vida útil de la batería donde ésta ya dure muy poco o presente cargas inestables. Este último era fácilmente solucionable hace unos años, ya que sólo había que quitar la tapa trasera del móvil y poner otra batería.

La UE se pondrá seria con los fabricantes para que puedas cambiar la batería

El problema es que actualmente es muy difícil cambiar la batería. Es necesario primero calentar la parte trasera y eliminar el adhesivo, y luego hay que desmontar elementos como la bobina de la carga inalámbrica, y despegar la propia batería que viene pegada al chasis del terminal. E incluso si conseguimos completar el proceso con éxito, perderemos la resistencia IP del móvil a no ser que tengamos una máquina capaz de sellar de nuevo el móvil con el calor y la presión necesarias.

Por ello, la Unión Europea quiere que los fabricantes de móviles pongan más fácil reemplazar las baterías de móviles y de cualquier dispositivo, ya que esto haría que los móviles tuvieran una mayor vida útil y generando menos residuos que comprar un móvil nuevo. El medio neerlandés FD ha filtrado un borrador de esta nueva propuesta, y actualmente están realizando los últimos retoques antes de presentarla.

Además de permitir cambiar más fácilmente las baterías, también habría otras obligaciones para con los fabricantes, tales como aumentar el reciclaje de sus productos, reutilizar materias primas de dispositivos que no puedan reutilizarse, y tener un proceso productivo más sostenible.

Esta medida está apoyada por otras que buscan reducir el número de residuos, como la utilización de un conector único en todos los móviles, lo que obligaría a Apple a usar USB C en lugar de Lightning. A esto hay que sumar también que la UE quiere que sea más fácil reparar dispositivos, donde los fabricantes pongan a disposición de los usuarios piezas para que ellos mismos los reparen. También les obligarán a usar menos plástico en sus embalajes para reducir los microplásticos.

Otra medida que han propuesto es la prohibición de que se destruyan productos no vendidos, lo cual ayudará a que se reutilicen y se reduzca la generación de basura que se envía a otros países. La UE contará también con un sistema de recogida de dispositivos viejos para móviles, tablets y cargadores.

En el caso de que finalmente se apruebe, habrá que ver qué hacen los fabricantes de móviles para facilitar la sustitución de las baterías sin perder el IP68. Medidas como ofrecer reemplazos de batería gratuitos serían demasiado costosas, además de que probablemente no contentarían a la UE.

Fuente > FD