Telefónica a favor de la tasa Google a pesar de las posibles represalias de EEUU

El Gobierno aprobó el pasado martes en el Consejo de Ministros el proyecto de ley de la tasa Google, además de la tasa Tobin. Entre ambas polémicas medidas esperan recaudar 1.800 millones de euros adicionales al año en España, pero, de entrada, la tasa Google no se aplicará, como mínimo, hasta finales de año. Estados Unidos no ha tardado en salir al paso para defender a sus empresas, pero también hemos conocido la postura de José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, que se ha mostrado a favor de la tasa Google.

En la rueda de presentación de resultados de Telefónica para el año 2019, su presidente ha opinado sobre la tasa Google. Pallete ha dejado claro que su intención es la de “tratar de subsanar una anomalía tributaria”. Además, explica que estas empresas monetizan sus ingresos con datos y los propietarios son los usuarios, por lo que la imposición debe ser en el país en el que estén.

Telefónica se alinea a favor de un impuesto que se aplicará a competidores suyos como Netflix, Facebook o Google por su actividad en España. El presidente de la compañía española ha realizado estas declaraciones pese a la clara oposición de Estados Unidos y las posibles represalias contra la economía española en forma de aranceles.

pallete telefonica

Amenazas de Estados Unidos si aplicamos la tasa Google

A Estados Unidos no le hace ninguna gracia la tasa Google. De hecho, ya consiguieron que Francia, después de aprobarla, se echara atrás en su aplicación. España quiere esperarse a finales de año ya que el Gobierno esperará a ver qué ocurre a nivel internacional en el G20. A partir de ahí se tomará una decisión, aunque ya ha iniciado su tramitación parlamentaria.

Con respecto a Estados Unidos, el embajador de EEUU en España, Duke Bucha, tiene clara la postura de su gobierno: si terminan aprobándolo sin esperar a un acuerdo internacional como el que se está negociando entre EEUU y principales países industrializados en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), habrá sanciones comerciales a la exportación española.

Además, incide en que EEUU rechaza impuestos unilaterales sobre los servicios digitales y que apoyan los esfuerzos para alcanzar una solución multilateral. Recuerda que los consumidores serían los principales perjudicados ya que las compañías afectadas podrían repercutir el impuesto a los usuarios.

¿Subida de precio por la tasa Google?

Precisamente, la advertencia de Estados Unidos es la que muchos temen con la aplicación de esta tasa. Históricamente, todas las grandes empresas que han sido grabadas con impuestos de este tipo han terminado repercutiendo el importe de una forma u otra en sus clientes. También se teme, como señaló el presidente de la Cámara de España, José Luis Bonet, que se desincentive a las empresas con impuestos excesivos ya que lo que se debería buscar es la digitalización.

Para completar el rechazo, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) se muestran en contra de esta ley. Estas organizaciones creen lo que muchos creemos, es decir, que se debe abordar de forma armonizada desde Europa para evitar represalias concretas contra España.