MovieMaker 2.0 ¿la mejor alternativa al editor de vídeos original de Windows?

Software

Windows Movie Maker forma parte de la historia de la informática. El popular programa para editar vídeos de Windows era uno de los más usados gracias a ser gratis y sencillo de usar. Actualmente hay alternativas mucho mejores, motivo por el cual Microsoft dejó de darle soporte. Además, integró algunas de sus funciones en Fotos de Windows 10, donde podemos hacer pequeños vídeos. Por suerte, un nuevo programa mezcla lo mejor de ambos mundos: MovieMaker 2.0.

MovieMaker 2.0: una alternativa completa a Windows Movie Maker

MovieMaker es un programa desarrollado por MiniTool para Windows. Aunque use el mismo nombre que el Windows Movie Maker, hay que tener en cuenta que no es el mismo programa. El de este nuevo programa se escribe junto. Para poder usarlo es necesario tener Windows 7 o posterior, 8 GB de RAM, un procesador Intel i5 o posterior, 10 GB de almacenamiento, y una tarjeta gráfica Intel HD 5000, NVIDIA GTX 700 o AMD Radeon R5 o posterior.

El programa está completamente en inglés, siendo esta una de las pocas pegas que le podemos encontrar. Instalarlo es muy sencillo, ya que se nos descarga un instalador que luego nos descarga de Internet la versión más reciente del programa.

Nada más abrirlo, encontramos una interfaz oscura (punto a favor) con varias plantillas sobre las cuales podemos empezar a crear vídeos, como álbum de fotos, felicitaciones de navidad, viajes, bodas, etc. En el caso de querer ir directamente a la sección avanzada, nos podemos saltar las plantillas y empezar a crear nosotros desde cero.

Así, podemos elegir entre crear básicamente dos tipos de contenido: un álbum de fotos, o un vídeo. Podemos insertar una gran variedad de fotos, vídeos y audios con formatos como PNG, JPG, MP4, MOV, MP3 o M4A.Para empezar a editar es necesario introducir contenido multimedia sobre el que trabajar. Una vez los cargues, puedes empezar a interactuar con él añadiendo filtros, reajustarlo temporalmente como quieras, añadir texto, transiciones, etc.

Tenemos muchos formatos para exportar, aunque estamos limitados a Full HD

Las transiciones son bastante fáciles de poner, teniendo todas una duración predeterminada de 1 segundo, aunque podemos ajustarlas luego a nuestro gusto. Para exportar los archivos tenemos formatos como MP4, AVI, MOV, WMV, GIF, MKV, TS o WEBM. La resolución máxima final de los vídeos es 1920 x 1080 píxeles, usando códec h264_nvenc o libx264, donde también podemos elegir el bitrate final.

A la interfaz le falta ser algo más intuitiva, ya que no podemos arrastrar vídeos para ponerlos, así como tampoco podemos arrastrar los que hayamos importado, teniendo que pulsar los botones con el ratón, así como tampoco funciona Suprimir para eliminar elementos como texto o cortes en el vídeo. También hay que recalcar que el programa se me ha colgado dos veces tras importar un vídeo, así que es recomendable ir guardando con frecuencia si no queremos perder todo el proyecto.

En definitiva, un programa sencillo que nos puede sacar de más de un apuro, pero que necesita pulir todavía algunos aspectos como la estabilidad o la interfaz. Podéis descargar MovieMaker 2.0 en este enlace.

Escrito por Alberto García

Fuente > ghacks