Descubren que la mafia italiana también está detrás del IPTV pirata

Televisión

El IPTV está más de moda que nunca y no precisamente por su rama legal, aunque esta también se ha convertido en la tecnología de referencia de las operadoras de telecomunicaciones. En este caso, tenemos que hablar del IPTV pirata, es decir, las suscripciones que se venden a través de Internet en forma de listas m3u para ver canales de pago a un precio mucho más reducido. Hoy, conocemos que la mafia italiana también está detrás del IPTV pirata, algo que les ha reportado millones de euros de beneficio.

Llevamos ya algunas semanas hablando de IPTV pirata debido al tremendo golpe sufrido por este “mercado” tras el cierre del portal Xtream Codes dedicado a ofrecer la infraestructura necesaria para el IPTV pirata. En este caso, hablamos de un sistema de gestión utilizado por muchos de estos proveedores y vendedores de servicios IPTV en todo el mundo.

Tras el cierre, el tráfico de IPTV en todo el mundo cayó un 50%. No obstante, la caída duro unos pocos días ya que los proveedores de este servicio migraron a otras plataformas similares para seguir ofreciendo sus servicios. A los clientes les entregaron nuevas listas m3u y todo siguió funcionando. En este terreno se vive una lucha sin cuartel y una especie de juego del gato y el ratón: tu cierras un dominio, yo abro cuatro más (como en el mundo de las descargas torrent).

La mafia italiana detrás del IPTV pirata para ver fútbol y películas

Hoy conocemos más detalles de la investigación que comenzó en 2015 y que no tuvo resultados hasta el pasado mes de septiembre en Italia contra la piratería de Sky y otras televisiones de pago. Se ha descubierto que detrás de la organización criminal encargada de todo el aspecto técnico y digital de comercializar el IPTV, aparece la mano de la Camorra italiana controlando buena parte del dinero.

Qué es IPTV

Concretamente, se señala a Franco Maccarelli como uno de los principales actores detrás de toda la trama. Se estima que sus movimientos de cuentas bancarias ascienden a 6 millones de euros al año según la ayuda que han prestado algunas organizaciones financieras para la investigación. Este gerente napolitano tenía una doble vida, por un lado, trabajaba en Nápoles y, por otro lado, viajaba a Malta para controlar el negocio del IPTV. Todo esto ha podido ser averiguado en virtud de una llamada interceptada a través de Skype.

Sea como fuere, no parece que esta vaya a ser la última noticia del IPTV pirata que vamos a tener. La industria audiovisual, las operadoras de televisión de pago, las productoras de cine y las grandes ligas deportivas se han alineado para intentar acabar con este tipo de piratería que ha superado con creces a otras por su facilidad de acceso por parte de los usuarios.

Escrito por Claudio Valero

Fuente > gazzetta