No estamos comprando teles 4K al mismo ritmo que cuando llego la alta definición

No estamos comprando teles 4K al mismo ritmo que cuando llego la alta definición

Claudio Valero

El 4K es una realidad más o menos palpable para el usuario. Los televisores UHD o 4K plagan los catálogos de ofertas y los escaparates de las tiendas de tecnología. Sin embargo, algunos usuarios todavía son reacios a su compra debido a la falta alarmante de contenido. Las últimas cifras confirman que la Ultra Alta Definición se sitúa en España al nivel de los líderes europeos del mercado, aunque eso no oculta que no estemos comprando teles 4K al mismo ritmo que cuando llego la alta definición. ¿Por qué no nos terminamos de lanzar a comprar estos televisores?

Durante la conferencia anual de SES en Londres se han expuesto datos de ventas entre abril de 2018 y abril de 2019. En España, el 44,8 % de los televisores vendidos contaba con tecnología Ultra Alta Definición (UHD o 4K). Esta cifra se sitúa al nivel de otros países europeos como Francia (con un 50,1 % de las ventas en el periodo mencionado), Italia (41, 8%), Reino Unido (53,8 %) y Alemania (58,4 %).

La compra de teles 4K crece, pero no al ritmo de la alta definición

Sin embargo, esto no oculta el problema de fondo que es que estamos ante un mercado que “si bien no crece a la velocidad a la que lo hizo la Alta Definición, mantiene un ascenso constante”. Desde esa conferencia se consuelan diciendo que crece más que otras tecnologías audiovisuales que no han calado entre el público a escala masiva, aludiendo directamente al 3D.

4k

Para nosotros, resulta preocupante que los usuarios no abracen esta tecnología como hicieron con el HD, no al menos al mismo ritmo. Es posible que en aquel momento sí supusiera una mejora palpable y que ahora no se vea ese tremendo salto. Tampoco acompañan los contenidos.

Han pasado ya bastantes años de la llegada de las primeras teles 4K y la oferta es más bien escasa. En la TDT ni está ni se le espera, al menos hasta 2023. En las plataformas de pago como Movistar+, Orange TV o Vodafone TV se limita a un par de partidos por semana, la Fórmula 1 y canales lineales bastante irrelevantes (bueno, también alguna película en sus videoclubs). En plataformas de streaming tenemos algo de contenido en Netflix o Amazon Prime Video. No hay muchos sitios para ver películas en 4K.

Es cierto que el precio ya no es una excusa. Tenemos televisores 4K con buenas prestaciones a precios más que razonables. Pero eso tampoco está haciendo que nos lancemos a comprar. Muchos usuarios realizaron importantes inversiones hace no demasiado tiempo y ven perfectamente los contenidos en su televisor Full HD.

Algunos creen que el 8K y la venta de televisores compatibles será lo más parecido al salto a la alta definición. Por el momento, salvo contados modelos en el mercado y canales en pruebas, el 8K sigue siendo algo a largo plazo.

¿Por qué creéis que el 4K no está vendiendo igual de bien que la alta definición?