¿Peligran las actualizaciones de Windows 10 en los portátiles de Huawei?

Software

Google, Intel, Qualcomm, Broadcom, Xilinx Inc, Infineon Technologies, Micron Technology y Western Digital. La lista de problemas de Huawei no ha hecho más que comenzar, perdiendo la licencia de acceso como fabricante a Android, y parte del hardware que usan sus dispositivos, como los procesadores Intel en sus portátiles o las memorias de Micron. Ahora, el otro gran problema sería Microsoft y Windows 10.

Windows 10: el siguiente gran problema al que se va a enfrentar Huawei

Aunque Microsoft no ha hecho declaraciones todavía en las que niegue que va a seguir dando acceso a Huawei como OEM, todo apunta a que así será próximamente. Microsoft ha dicho que «no tiene nada que comentar» ante la situación, pero la realidad es que sí tiene mucho que decir.

huawei portatil windows 10

Huawei no sólo fabrica móviles, sino que también vende portátiles como los Matebook D o los Matebook X. Estos portátiles podrían peligrar por dos aspectos. En primer lugar, porque no podrán acceder a más procesadores por parte de Intel (y probablemente tampoco de AMD, que también es norteamericana) y en segundo lugar porque Microsoft podría dejar de ofrecerles actualizaciones.

Microsoft puede decidir bloquear actualizaciones de seguridad para Windows 10 en estos portátiles, ya que todos tienen un identificador de hardware. Sin embargo, la parte más lógica es que ocurra lo mismo que está ocurriendo con Android: que las versiones de sistemas operativos actuales sí sigan desplegándose en los dispositivos que ya las tienen.

Por ejemplo, en un móvil con Android 9.0 Pie, los usuarios seguirán recibiendo las actualizaciones de seguridad. Con Windows 10 es más complicado, ya que Microsoft también va lanzando actualizaciones de funcionalidades junto con las de seguridad. Además, los usuarios siempre podrían actualizar manualmente a nuevas versiones a diferencia de lo que ocurre en Android, y seguro que se lanzaría cualquier tipo de solución de software para engañar al sistema de detección de Microsoft y poder instalar futuras versiones del sistema operativo en el caso de que se implementase algún tipo de bloqueo de ese estilo.

Huawei podría quedarse sin ordenadores: ni procesadores de Intel ni de AMD

Lo más probable con respecto a estos bloqueos de Windows 10 es que no ocurran porque Huawei tiene un acuerdo con Microsoft como OEM, en el cual les facilitan licencias de Windows 10 para incorporarlas con sus ordenadores. La prohibición no tiene carácter retroactivo, por lo que el acuerdo por Windows 10 debería seguir vigente.

Además, Huawei puede vender los portátiles sin Windows 10 como hacen otros fabricantes con sus PC gaming para lanzarlos a menor precio, pero es el usuario quien tiene que instalarlo luego a mano. Y los portátiles de Huawei están destinados al mismo público que los MacBook de Apple, donde quieren un ordenador que funcione sin muchos problemas. El principal problema vendría desde el segmento del hardware, ya que sin procesadores de AMD o Intel, la compañía se vería obligada a abandonar el mercado de los ordenadores.

Los portátiles de Huawei, al contrario que sus móviles, sí se venden en Estados Unidos, y de momento no se sabe si la nueva prohibición afectará también a estos dispositivos o a la posibilidad de prestar servicio técnico de los ordenadores en el país. La compañía tiene stock para seguir operando durante 3 meses, pero a partir de ahí podría empezar a peligrar de verdad su situación.

Escrito por Alberto García

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • alxSoft

    No me agrada para nada la situación, a pesar de que no tengo ningún dispositivo Huawei, me parece una acción reprobable por parte de Trump!

  • YoMismo

    No entiendo porqué iban a dejarse de ofrecer actualizaciones.
    Si yo me monto un ordenador por piezas y le pongo Windows, recibo actualizaciones y todo lo que corresponda. Otra cosa sería si me dijeras que Microsoft deja de realizar actualizaciones de drivers incluidos de componentes marca Huawei y ha de ser la propia marca la que los saque. Por lo demás, no veo la razón por la que una persona con Windows en un Huawei debería dejar de recibir actualizaciones, es más, ni tan siquiera los futuros lanzamientos siempre que lleven un procesador que ejecute Windows.
    Lo que ha pasado con Huawei no tiene nombre, y es penoso ver como la decisión de un tipo como este presidente de EE.UU. puede echar al traste toda una empresa extranjera de la noche a la mañana.
    Quizá convendría que todas las marcas europeas y asiáticas empezaran a buscar alternativas a productos de marcas americanas (llámalo boicot, o llámalo cubrirse las espaldas por si a Trump le da por poner medidas proteccionistas y van por esta vía, algo nada descabellado dado el discurso que ha gastado en este sentido desde que se presentó como candidato).