Cómo quitar programas del Inicio de Windows para que arranque más rápido

Software

El arranque de un sistema operativo, o más bien su velocidad, depende de muchos factores. Uno de ellos es el rendimiento del soporte a nivel de hadware, el propio sistema de almacenamiento. Será más veloz en un SSD que en un disco duro. Pero otro factor es el software, y de todo lo que puede modificar el usuario los programas que arrancan con el propio Windows es lo que más va a afectar si pretendemos un arranque más rápido del ordenador.

Una vez que el sistema operativo se ha cargado, entonces es cuando se tienen que ejecutar los programas instalados. No todos están configurados para abrirse o ejecutarse –también en segundo plano- en el arranque del sistema operativo. Y de los que están configurados de este modo, muchos de ellos son prescindibles. Además, también hay que tener en cuenta que, aunque todos ellos provocarán un determinado impacto sobre el rendimiento del ordenador en el arranque, no será exactamente el mismo. Así que es por ahí por donde probablemente más nos interese empezar.

Por qué deberías revisar qué programas se abren automáticamente en el arranque de Windows

Durante el arranque, el propio sistema operativo consume recursos de forma excepcionalmente elevada para cuestiones como, por ejemplo, consultar posibles actualizaciones del sistema. Son varias las tareas que el sistema operativo siempre llevará a cabo cuando se está iniciando, y que no podemos modificar de una forma sencilla ni deberíamos si no tenemos conocimientos avanzados. Pero además de esto, se abrirán programas de forma automática. Y estos programas suponen una carga adicional para el procesador, para la memoria RAM e incluso para el soporte de almacenamiento que puede ser un disco duro o una unidad de estado sólido, un SSD.

Que se consuman estos recursos de forma innecesaria significa que no podremos utilizarlos al cien por cien para cuestiones que sí nos son necesarias y son ejecutadas de forma manual por nosotros. Si se está ejecutando un programa innecesario en el arranque, se estarán consumiendo recursos que quedarán ‘bloqueados’ de forma temporal y no disponibles para ejecutar programas de forma manual. Es decir, que no tendremos determinados recursos para abrir los programas que nosotros queramos, hasta que se termine la operación de ejecución automática de programas en el arranque.

Cómo saber qué programas están haciendo que Windows arranque más lento de lo que podría

En la pantalla principal de Windows podemos desplazarnos a la zona inferior para pulsar con clic derecho sobre la barra de tareas y, sobre la ventana emergente, abrir el ‘Administrador de tareas’. Se abrirá en la pestaña de procesos, pero tendremos que desplegar la sección Inicio para ver aquí cuáles son los programas y las aplicaciones que se abren, de forma automática, nada más arrancar el sistema operativo. Tenemos disponibles varias columnas: Nombre, Anunciante, Estado, Impacto.

La penúltima nos indica si ese programa está configurado para abrirse de forma automática cuando arranca el sistema operativo, o no. Y la última columna es la que nos indica cuál es el grado de impacto sobre el inicio del sistema operativo. Si pulsamos sobre la propia columna podremos ordenar todos los programas según este criterio. De este modo podremos ver en la parte más alta los programas que mayor impacto negativo provocan, y desplazarnos hacia abajo avanzando por los que menos impacto provocan, de forma progresiva. Hay algunos programas de los que no podremos tener información, y que aparecen como ‘No medido’.

Los programas en los que nos deberíamos fijar son, en primer lugar, los que aparezcan como estado ‘Habilitado’. Y una vez tengamos una lista más concreta, entonces podremos revisar los que provoquen un impacto ‘Alto’. No obstante, los que aparezcan como ‘Medio’ también nos interesa revisarlos y, en caso de que no sean necesarios para el usuario o para funciones correspondientes al funcionamiento el propio sistema, deshabilitarlos de forma manual.

¿Puedo quitar todos los programas del Inicio de Windows?

Hay una gran cantidad de programas y aplicaciones que se pueden desvincular del arranque del sistema operativo. Es decir, que se pueden ‘deshabilitar’ para que no se abran de forma automática cada vez que encendamos el ordenador. Pero hay que tener en cuenta que no sean programas del sistema como, por ejemplo, relacionados con controladores o el sistema de seguridad. Que no sean el antivirus, por ejemplo, o que no tengan que ver con funciones necesarias o dependientes de otros programas. En definitiva, los que vamos a poder deshabilitar son los programas ‘de usuario’ que no nos sean necesarios nada más encender el ordenador.

Todo aquello que podamos abrir de forma manual cuando ya se ha encendido el ordenador, y que no nos sea imprescindible, debería desaparecer del arranque de Windows. Debería ser así, al menos, si queremos que nuestro ordenador se abra lo más rápido posible haciendo modificaciones únicamente relativas al software. Porque, evidentemente, para mejoras de rendimiento –en el arranque- más notables, también podríamos hacer modificaciones sobre los componentes de hardware.

Cómo quitar o poner programas del Inicio de Windows

Para poder quitar programas –o ponerlos- en modo de ejecución automática vinculados con el arranque del sistema operativo, lo haremos desde el mismo sitio. Tenemos que ir a la pantalla principal de Windows, desplazarnos a la zona inferior y hacer clic derecho sobre la barra de tareas. De este modo se desplegará un pequeño menú contextual sobre el que seleccionar Administrador de Tareas. Y en el mismo, desplazarnos hacia la cuarta pestaña que aparece con el título ‘Inicio’.

Sobre cualquiera de los programas que aparecen en el listado, habiéndonos asegurado de que no vamos a afectar a funciones del sistema, podemos hacer clic derecho. De las varias opciones que nos van a aparecer, la que nos interesa es la de deshabilitar. Al pulsar sobre la misma veremos cómo el programa en cuestión, en el listado, cambia su estado de Habilitado a Deshabilitado. Es decir, que este programa no se abrirá de forma automática cuando arranque el sistema operativo, aunque podremos ejecutarlo de forma manual como siempre.

Escrito por Carlos González

Fuente > ADSLZone