Netflix no para de crecer, pero hay un problema al que se van a enfrentar estas plataformas streaming a partir de 2019

Como muchos de vosotros ya sabréis, las en estos momentos populares plataformas de vídeo streaming a la carta como HBO, Netflix o Amazon Prime Video, entre otras, no paran de crecer y extenderse a los hogares de todo el mundo.

Son muchos los factores que con el paso de los años han ido influyendo para que el enorme éxito aceptación de estos servicios on-line no haya parado de crecer, tendencia que continúa en estos momentos y que no tiene visos de parar, al menos durante un tiempo. Es más, tal y como se viene comentando últimamente, hay otras grandes firmas que se van a sumar en breve a las plataformas ya existentes, como es el caso de Disney o Apple.

A casi nadie ya se le escapa que, además de la calidad de sus aplicaciones multiplataforma, o la posibilidad de poder ver series y películas en cualquier dispositivo, otro de los secretos de su éxito estriba en las producciones propias. Pues bien, al mismo tiempo que estas series y películas que las mismas empresas que ofrecen el servicio streaming, crean para sus usuarios, son un enorme reclamo para seguir creciendo, de manera paralela con el tiempo se van a convertir en uno de sus mayores problemas.

Todos los meses vemos que nuevos contenidos llegan a estos servicios, así como otros muchos se van, sea por la razón que sea: antigüedad, finalización del contrato, o cancelación de la serie, entre otras razones. Al mismo tiempo las producciones propias de cada una de las plataformas sigue en aumento, por lo que cabe la posibilidad de que pronto, la gran mayoría de los contenidos sean propios, dejando a un lado los de terceros.

La fragmentación de contenidos se podría convertir en un problema para Netflix o HBO

Pero claro, tras la llegada de las mencionadas Disney o Apple con sus propias creaciones, ya que suponemos que seguirán por la misma línea, entre otras propuestas que irán apareciendo, va a llegar un momento en el que el usuario ya no sepa a qué servicio de este tipo va a suscribirse.

Y es que aunque los precios se puedan considerar como asequibles, pocos estarán dispuestos a pagar la suscripción a 2, 3 o 4 plataformas streaming al mismo tiempo, por lo que cabe igualmente la posibilidad de que las migraciones de un servicio a otro, se incrementen de manera considerable, para perjuicio de las propias empresas que ofrecen esos contenidos.

Por tanto lo que en estos momentos es uno de los puntos fuerte de las plataformas legales streaming de vídeo, a medida que la cantidad de las mismas vaya en aumento, esta fragmentación de contenidos propios se puede convertir en uno de sus grandes problemas. Es más, hay que tener en cuenta que para continuar en esta misma línea, estas firmas necesitan invertir miles de millones de dólares, por lo que llegará un momento en el que quizá esta enorme inversión deje de ser rentable.