WiFi Porter, la placa de madera para conectarte a tu red WiFi

Gadgets

Cuando vamos de invitados a una casa y queremos conectarnos a la red WiFi, normalmente intentamos evitar de toda manera posible el tener que introducir la contraseña a mano, ya que en muchos casos suelen tener decenas de dígitos o tenemos que ir a una zona inaccesible donde se encuentra el router. Por ello, esta pequeña placa de madera nos lo pone mucho más fácil.

WiFi Porter: la información de tu red Wi-Fi se comunica por NFC

La placa de madera (o puck), llamada WiFi Porter, está diseñada por Ten One Design, una fabricante de accesorios para Apple. Sin embargo, este accesorio funciona tanto con dispositivos iOS como Android que tengan NFC. Sin embargo, los iPhone anteriores a 2018 no podrán hacer uso de esta funcionalidad y tendrán que recurrir a escanear el código QR con la cámara. Por ello, la funcionalidad completa con iOS sólo se puede tener en los iPhone XS, XS Max y XR.

wifi porter

Lo único que este dispositivo tiene en su interior es un circuito RFID que almacena nuestra contraseña WiFi, además del SSID. Gracias a ello, no es necesario conocer ni el SSID ni la contraseña para acceder a la red. Los invitados no tendrán que instalar ninguna aplicación para obtener la información, pero tú sí que tendrás que instalar una aplicación para configurarlo.

Para hacer esta configuración es necesario tocar con el móvil el WiFi Porter, donde obtendremos un enlace para descargar la aplicación. En la app aparecerán las redes WiFi recientes a las que nos hemos conectado, y elegiremos la que queremos poner para los invitados. Recordamos que la mayoría de routers del mercado, sobre todo los de los operadores de fibra, permiten crear una red WiFi para invitados, de tal manera que la principal esté segura y protegida.

El modelo básico cuesta 39,95 dólares: caro para un particular, asequible para un negocio

En el caso de que el móvil del invitado no sea compatible, la aplicación generará también un código QR que podemos poner al lado del WiFi Porter. Este dispositivo no requiere de ninguna batería, ya que como hemos dicho sólo tiene un circuito RFID que almacena la información de la red que el enviamos con el móvil una vez lo acercamos.

Quizás su precio es lo único que pueda echar para atrás de un producto tan interesante. Hay dos versiones que se pueden comprar ya en la web oficial: una estándar que vale 39,95 dólares, y otra versión limitada que vale 59,95 dólares, y que tiene acabado en cuero. Si bien para un particular quizás es demasiado caro, para otros establecimientos como un hotel, un restaurante o una cafetería se pueden amortizar con bastante facilidad, configurando la red WiFi con tan sólo pasar el móvil por una de estos WiFi Porter en la recepción.

Escrito por Alberto García

Fuente > The Verge