Google, acusada por usuarios de siete países de violar la GDPR

Google, acusada por usuarios de siete países de violar la GDPR

Carlos González

De un total de siete países europeos diferentes, varios grupos de usuarios se han asociado para presentar una queja contra Google. Tiene que ver con una posible violación de la GDPR, y concretamente a través del servicio de seguimiento de ubicación. El problema está en que, según las indicaciones de la Organización Europea de Consumidores, de la que todos estos grupos son miembro, la compañía de Mountain View ha llevado a cabo prácticas engañosas contra los usuarios con el seguimiento de ubicación.

Estas organizaciones de usuarios, de varios países europeos, acusan a Google de llevar a cabo prácticas engañosas con el seguimiento de ubicación. ¿Por qué? Porque según indican, la compañía de Mountain View no ofrece a los usuarios la opción real para deshabilitar este servicio y, sin embargo, no informa de ello a los usuarios de forma adecuada. De momento es tan solo una queja por parte de la Organización Europea de Consumidores, pero si la correspondiente investigación sobre Google confirmase la violación de la GDPR evidentemente hablaríamos de una multa millonaria.

¿Está Google violando la GDPR? Ya tiene una primera denuncia de varios grupos de usuarios europeos

Las quejas emitidas por estos diferentes grupos de usuarios llegan después que se descubriera que Google puede saber la ubicación de los usuarios de dispositivos móviles Android –y otros- a pesar de que la característica Historial de ubicación esté desactivada. Hay otro ajuste, relativo a la actividad en Internet y aplicaciones, que se mantiene activada por defecto y que tiene que deshabilitarse para conseguir deshacerse por completo del rastreo por GPS. Con esto, la BEUC asegura que Google ‘lleva a cabo prácticas engañosas’ para que los usuarios habiliten ambas opciones en sus dispositivos.

Consideran que Google no informa debidamente a los usuarios de lo que implica mantenerlas activadas, y que por tanto el consentimiento sobre la recopilación de información privada no se da de forma libre. Pero Google no es la única que se enfrenta a una importante queja relacionada con la GDPR, sino que a comienzos de año ya supimos que en Irlanda la firma de Mark Zuckerberg será investigada por un problema de seguridad que afectó a aproximadamente 29 millones de cuentas de usuario.