Encuentran disquetes con Windows 95 en la estación espacial, llevaban 18 años perdidos

Windows 95 no deberíamos encontrarlo a estas alturas en ninguna parte, porque es un sistema operativo obsoleto, y evidentemente es inseguro. Pero donde lo han encontrado, que es en la Estación Espacial Internacional, no supone riesgo para ningún usuario porque ni siquiera estaba instalado. Se ha encontrado en disquetes, y era de astronautas de la Expedición 1. Llevaba allí 18 años ‘olvidado’ en una taquilla.

Ha sido el astronauta alemán de la Agencia Estatal Euripea, Alexander Gerst, quien ha informado al respecto en su cuenta en la red social Twitter. El astronauta está viviendo en el interior de la Estación Espacial Internacional, y allí ha encontrado lo que se puede ver en la imagen que acompaña a este artículo. Una serie de disquetes de software para el sistema operativo Windows 95. Norton Utilities, por ejemplo, es uno de los varios programas –en su versión 4.0, de la que hace ya ‘unos días’- que ha localizado olvidados en una taquilla. Hay también disquetes de software que se desconoce, y que se entiende que son programas ‘internos’ de la NASA.

Disquetes, Windows 95 y la Estación Espacial Internacional ¿habrá algún otro ‘software perdido’ en el espacio?

En la Estación Espacial Internacional no es extraño que haya habido disquetes, que efectivamente hace 18 años se utilizaban como soporte de almacenamiento. Lo curioso es que haya pasado tanto tiempo sin que nadie haya tocado aquello, y ahora hayan salido a la luz porque quedaron olvidados en una misión de hace tanto tiempo. Y en la casa de muchos de nosotros hay ‘joyas’ de la informática como esta, pero estamos hablando de la Estación Espacial Internacional. Y la pregunta que surge ahora es si habrá por allí más software, o incluso hardware, de operaciones espaciales de hace tantos años.

A estas alturas sería más fácil encontrarse con Windows 95, porque siguen usándose sistemas operativos obsoletos en muchos dispositivos, que con un disquete. En la actualidad se utilizan memorias flash de diversos tipos para el software de la Estación Espacial Internacional. Porque ofrece mayor capacidad, en un menor espacio, a un reducido coste y además no tiene problemas de estabilidad como sí los tenían aquellos disquetes. Que, por cierto, llegaron allí solo dos años después de la construcción de la EEI, que acaba de cumplir 20 años.