Consiguen que la fibra óptica vuele a 8 Gbps simétricos gracias a NG-PON2

Fibra Óptica

NG-PON2 es el estándar para elevar la velocidad de las conexiones FTTH a 40 Gbps lanzado en 2016. El nuevo estándar llegó para sustituir a los actuales G-PON (ITU-T G.984) y XG-PON1 (ITU-T G.987) con velocidades máximas de 1 Gbps y 10 Gbps respectivamente. Mientras se trabaja en su implementación definitiva para los clientes, seguimos conociendo pruebas reales de su capacidad. La última ha sido la de hacer que la fibra vuele a 8 Gbps gracias a NG-PON2, el último estándar tecnológico para acelerar la velocidad del FTTH al máximo.

Un poco antes de ese lanzamiento del estándar, conocimos que Movistar ya estaba trabajando con las especificaciones que a lo postre serían finales. Los azules han estado ensayando con NG-PON2 para conseguir conexiones de 10 Gbps. Por el momento, las conexiones domésticas más rápidas en nuestro país se han quedado en 1 Gbps, principalmente por las limitaciones de hardware que ofrecen los equipos de red actuales.

Fibra óptica a 8 Gbps gracias a NG-PON2

Ahora, conocemos que es la operadora norteamericana Verizon a través de FiOS la que está realizando pruebas con su red FTTH y la tecnología NG-PON2. Concretamente, en Tampa (Florida) han utilizado equipamiento de red de Calix y otros dispositivos para conseguir una “conexión constante, simétrica y usable de 8 Gbps”.

Optical_Network_Spectrum_including_NG-PON2_wavelengths

NG-PON2, siglas de Next-Generation Passive Optical Network 2, actualiza las líneas ópticas al siguiente nivel con mejores en hardware y software. Esto sirve para lograr mayores velocidades de navegación, latencias más bajas y más automatización de la red. El trabajo para mejorar el rendimiento de la fibra óptica no para, como esta mejora para lograr 26,2 Tbps en un cable submarino.

Tampoco podemos dejar de hablar de inventos como este pequeño dispositivo multiplica por 100 la velocidad de Internet con fibra óptica gracias a poder decodificar lo que se conoce como “luz torcida” o “luz girada”. Todos estos avances muestran que los verdaderos límites de la fibra óptica están todavía muy lejos y que estamos realizando un despliegue que se podrá amortizar en muchísimos años.

Aunque en España nos hemos quedado con 1 Gbps como velocidad máxima, en otros países van más rápido. Por ejemplo, en China han desplegado 10 Gbps en la ciudad de Shanghái, en Singapur también 10 Gbps gracias a la operadora Singtel o en Estonia gracia a la colaboración de Nokia. Tampoco podemos olvidar que la operadora polaca Inea ofrece 10 Gbps por 90 euros.

Escrito por Claudio Valero

Fuente > zdnet