La primera red cuántica usará un cable de fibra óptica de 800 km

Fibra Óptica

La computación cuántica es un campo que todavía está en estado embrionario, pero que jugará un importante papel en el futuro. Junto con los cálculos cuánticos llegará la comunicación cuántica, que tendrá como ventaja que será imposible de espiar por terceros. Por ello, Estados Unidos quiere adelantarse, y va a provechar una red de fibra óptica existente para crear el primer sistema de comunicación cuántica.

Red de fibra óptica de 800 km entre Boston y Washington D.C: comunicación cuántica 100% segura

Esta red utilizará 800 kilómetros de fibra óptica en desuso que unen Boston con Washington D.C, y que discurre por la costa. El objetivo de este proyecto es crear una red cuántica que pueda ofrecer un producto comercializable y contratable por clientes a finales de año. Así, se convertiría en la primera vez que se están intercambiando claves cuánticas en terreno estadounidense.

fibra optica

Las dos compañías detrás del proyecto son Quantum Exchange (dedicada a las comunicaciones cuánticas) y Zayo (un proveedor de fibra óptica). Como primer objetivo lo que quieren hacer es ayudar a inversores de Wall Street con Nueva Jersey, aunque también planean llegar a otras industrias, como la sanitaria o creación de infraestructuras para comunicaciones 100% seguras.

De hecho, el cifrado cuántico podrá tener un mayor número de usos, como proteger el recuento de votos en elecciones, transmitir pagos o hacer que todas las comunicaciones sean más seguras, como entre centros de datos o incluso entre la tierra y los satélites en el espacio.

Europa también está estudiando crear una red cuántica para el año 2020, pero a menor escala

Y es que tanto el cifrado cuántico como las redes cuánticas no son un concepto nuevo, pero sí es novedoso que haya una empresa que quiera explotarlas comercialmente. En los últimos años ha habido bastantes mejoras en este campo, convirtiendo a la computación cuántica tanto en un problema como en una solución al cifrado, ya que su capacidad de procesamiento puede romper el cifrado actual con bastante facilidad.

Este tipo de comunicaciones estarían basadas en fotones y en leyes de física cuántica. Transmitir la información de esta manera hace que sea más difícil interceptarla sin romper el haz de luz o crear una copia perfecta. La técnica, llamada quantum key distribution (QKD), es considerada como uno de los métodos de cifrado más importantes en el futuro próximo. Los qubits que transportan estas redes están en varios estados a la vez. Si intentas “observarlos”, pasan a ser 0 o 1, por lo que la información que contienen cambia.

En Europa ya se han realizado pruebas similares a pequeña escala este mes, con un ambicioso proyecto en Países Bajos que quiere usar tecnología cuántica para comunicaciones seguras a partir de 2020. Esta red usa una tecnología basada en nodos que envía las claves cuánticas de un punto a otro, pudiendo crear redes a gran escala con mayor facilidad.

Escrito por Alberto García

Fuente > TechCrunch