Los fabricantes de móviles Android tendrán que pagar a Google por tener la Play Store

Software

Google fue multada el pasado mes de julio por la Comisión Europea, con un total de 4.340 millones de euros por su posición dominante en el mercado de sistemas operativos móviles en Android, donde obligaban a los fabricantes a incluir apps como Chrome o Búsqueda de Google. En ocasiones, incluso llegaban a pagar a grandes fabricantes para incluir estas aplicaciones en sus terminales.

Google va a empezar a cobrar una tasa a los fabricantes de móviles por tener la Play Store

Además, la Comisión Europea le dio a Google 90 días para que dejase de obligar a los fabricantes a incluir Google y Búsqueda de Google en sus móviles como requisito para incluir la Play Store en los móviles. La compañía también evitaba que se creasen “forks” de Android, lo cual la compañía defendía afirmando que esas versiones no iban a ser tan estables como las suyas.

google

Por ello, cuando se van a cumplir los 90 días, Google ha anunciado cambios para cumplir con las exigencias de la UE. El primero de estos cambios tiene que ver con que la compañía va a cobrar una tasa a los fabricantes de dispositivos con Android, a cambio de la cual podrán instalar la Play Store en sus móviles.

Google va a apelar la sentencia, pero de momento va a cumplir con las exigencias de la UE hasta que la sentencia sea firme. La tasa empezará a cobrarse a partir del 29 de octubre en el Espacio Económico Europeo, que afecta a los 28 países miembros de la UE, además de Islandia, Liechtenstein y Noruega, y los fabricantes podrían traducirla en un precio superior de los terminales.

Se abre la puerta a forks, nuevos navegadores o nuevos buscadores preinstalados

Así, fabricantes como Samsung o Huawei tendrán que pagar a Google una cantidad que no ha sido publicada para acceder a la Google Play Store. A cambio, estos fabricantes no tendrán que incluir la aplicación de Búsqueda de Google ni Chrome, aunque lo podrán hacer gratis si quieren. Y probablemente lo hagan, ya que son aplicaciones que se usan mucho, y si Google gana la apelación podrán volver a hacer lo que hacían antes.

Sin embargo, esto también abre la puerta a que los fabricantes lleguen a acuerdos con otras empresas. Por ejemplo, podrían instalar navegadores como Edge, Opera o Firefox, pudiendo incluso crear sus propios forks con un mayor grado de presencia de software de empresas como Microsoft o Mozilla. También pueden optar por otros buscadores, tales como Bing o DuckDuckGo, que hasta ahora no podían hacerlo por las fuertes restricciones a las que estaban sometidos los fabricantes de dispositivos por parte de Google.

En cuanto a los forks, es posible que haya fabricantes que se animen a lanzar otras versiones modificadas de Android, donde una de las más populares es Fire OS de Amazon, que también tiene su propia tienda de apps. Sin embargo, esos dispositivos no tendrían acceso a la Play Store.

Escrito por Alberto García

Fuente > MovilZona