Un ataque DDoS podría haber tumbado la infraestructura del Bitcoin al completo

Criptomonedas

La naturaleza de código abierto de la criptomoneda más importante, el Bitcoin, tiene sus pros y sus contras. Uno de sus mayores problemas acaba de ser resuelto sin llegar a explotarse, afortunadamente, porque podría haber perjudicado al Bitcoin más aún de lo que ya está por sí solo. Se acaba de lanzar una actualización del ‘Core’; la anterior era la 0.14.0, y ya está disponible la 0.16.2, y es urgente que se actualice la versión vulnerable porque cualquier ‘minero’ podría lanzar un ataque DDoS que ponga contra las cuerdas a la infraestructura al completo.

Según se ha destapado ahora, que ya se ha lanzado el parche correspondiente, se podría haber lanzado un ataque de denegación de servicio (DDoS). Para explotar esta vulnerabilidad, un minero tendría que haber sacrificado aproximadamente 80.000 dólares, motivo por el cual realmente no estaba –el posible ataque- al acceso de tantas personas. Pero todo esto se basa en que, al tratar de enviar por duplicado los datos de una transacción, se puede forzar un fallo en la validación sobre la red del Bitcoin. Estos bloques inválidos, no obstante, también tienen que ser minados, pero para poder hacer daño a la infraestructura al completo se tendrían que haber sacrificado 12,5 Bitcoin en bloques, aproximadamente 80.000 dólares en estos momentos.

El Bitcoin ha estado en serio riesgo, pero ya se ha solucionado su grave vulnerabilidad que permitía hacer un DDoS

Esa naturaleza de código abierto, y la descentralización del Bitcoin, son los factores que han permitido que esta grave vulnerabilidad se haya quedado en nada, no haya sido explotada. La descentralización impide que tan solo una ‘entidad’ pueda atacar con éxito a la infraestructura de la criptomoneda. Y en cualquier caso, el Bitcoin no es la única criptomoneda sobre la que se han encontrado vulnerabilidades; también el Bitcoin Cash sufría un problema parecido que fue encontrado recientemente por un desarrollador del Bitcoin Core –y ha sido resuelto ya, de la misma manera-.

Lo positivo en todo esto es que, aunque se ha descubierto una preocupante vulnerabilidad sobre el Bitcoin, su diseño –y el del blockchain- han demostrado una gran seguridad. Existió la posibilidad de ejecutar un ataque DDoS perjudicial para toda la infraestructura, pero la complicación del mismo ha dado lugar a que no ocurra, y además se ha resuelto sin que haya llegado a ocurrir absolutamente nada.

Escrito por Carlos González

Fuente > thenextweb