Microsoft explica cómo liberar espacio para actualizar a Windows 10 October 2018 Update

Software

Queda apenas un mes para que Windows 10 October 2018 Update llegue a nuestros ordenadores. Sin embargo, Microsoft está preparando el terreno para lo que pueden ser unos cuantos problemas que los usuarios del sistema operativo pueden encontrar a la hora de realizar la actualización, los cuales están relacionados con quedarse sin espacio en el disco duro.

Microsoft aconsejea cómo liberar espacio antes de recibir una gran actualización del sistema

Y es que si la unidad principal donde tengamos instalado el sistema operativo (ya sea SSD o disco duro) se queda sin espacio, la instalación de la actualización fallará. Por ello, Microsoft va a incluir en futuras versiones del sistema operativo una función que eliminará archivos temporales del PC, los comprimirá temporalmente, o lo subirá a la nube para luego volver a bajarlos para evitar que la instalación falle.

liberar espacio windows 10

Mientras tanto, la compañía recomienda realizar los siguientes ajustes para evitar problemas a la hora de instalar la segunda gran actualización de este año:

  • Eliminar archivos temporales
  • Eliminar archivos descargados
  • Vaciar la papelera de reciclaje
  • Desinstalar programas que ya no utilicemos
  • Mover archivos de la unidad principal a otras unidades o dispositivos externos
  • Subir algunos archivos a OneDrive

La propia Microsoft incluye una herramienta de liberación de espacio, la cual encontramos en Configuración – Sistema – Almacenamiento – Liberar espacio ahora. Ahí podemos encontrar archivos que no vamos a necesitar, y podemos ganar unos cuantos gigas adicionales sin ni siquiera tener que instalar programas adicionales como CCleaner.

Windows Update no comprueba el espacio libre en el ordenador antes de actualizar

Quizá lo más importante que debería hacer el sistema operativo es evitar que cada programa fuese dejando archivos desperdigados por el ordenador. Además de los propios archivos temporales que se guardan en el PC, cada programa deja restos incluso después de desinstalarlo. Microsoft debería trabajar en ofrecer una única carpeta común en la que todos los programas pudieran almacenar datos temporales, de tal manera que para el usuario fuera mucho más fácil borrar cualquier rastro de él en el PC.

Estas recomendaciones llegan junto con que muchos usuarios con SSD de 120 o 128 GB se los están encontrando llenos con cada vez más frecuencia, mientras que otros con 32 o 64 GB en sus dispositivos (incluidos algunos Surface) ven cómo apenas pueden instalar actualizaciones porque su sistema se queda sin memoria.

La culpa de esto es de Windows Update, tal y como reconoce la propia Microsoft, ya que no comprueba los requerimientos de la actualización y el espacio libre en el sistema operativo antes de iniciarse. Esperemos que próximamente la compañía implemente el sistema de liberación automático, el cual avisará al usuario de los archivos que se van a borrar. Una mayor información podría llegar a través del espacio que Windows Update necesita para ejecutarse, informando de los archivos que va a borrar.

Escrito por Alberto García

Fuente > SoftZone