El dinero también es un factor determinante para las organizaciones que luchan contra la piratería

Actualidad

A pesar de los buenos propósitos, al menos a priori, de las organizaciones y grupos que luchan contra la piratería en Internet, por lo visto las ganancias económicas también podrían ser un factor muy importante en esta batalla, como se está demostrando.

Y es que la organización de lucha contra la piratería de contenidos con derechos de autor Rightscorp, se ha beneficiado enormemente de los esfuerzos de la industria de la música por responsabilizar a los proveedores de Internet de la piratería de contenidos por parte de sus abonados, al menos por parte de algunos de estos. Esto se ha sabido gracias a una reciente presentación judicial en la que se ha dado a conocer que se pagaron hasta 700.000 dólares, solo por el envío de avisos relacionados con esta piratería de los ISPs.

Y es que los proveedores de Internet se ven sometidos a una presión cada vez mayor por no hacer lo suficiente para poner freno a las infracciones de los derechos de autor. Esto ya ha dado lugar a varias demandas donde los principales sellos discográficos, ayudados por la RIAA, son la fuerza motriz detrás de la mayoría de estos casos. Pero a esto ahora hay que sumarle otro importante factor, el económico. Decir que la empresa que lucha contra estas prácticas ilícitas, Rightscorp, conocida por enviar solicitudes a los presuntos piratas, se está beneficiando de todo ello de manera clara.

Piratería de contenidos con derechos

Los grupos antipiratería se lucran con esta batalla

Hay que tener en cuenta que las notificaciones de la empresa se utilizan como «prueba» para demostrar que los proveedores de servicios de Internet no desconectaron a los infractores reincidentes, y aunque se suponía que estas prácticas de Rightscorp no habían sido particularmente rentables, ahora se ha podido saber que a la compañía se le pagó generosamente por todo ello.

No es ningún secreto que RIAA (Asociación de Industria Discográfica de Estados Unidos), es un importante cliente de Rightscorp, además de que este grupo inspiró a la RIAA para demandar a los ISP, pero esta es la primera vez que se da a conocer la alta cifra que el grupo de la industria musical pagó por los avisos.

Esto no hace sino demostrar que, como sucede en tantos ámbitos de la vida, donde en un principio solo se intenta hacer ver el bien común, en este caso la lucha por detener el consumo ilegal de contenidos con copyright, detrás de todo ello también hay un importante interés económico, algo a lo que cada vez estamos más acostumbrados.

Escrito por David Onieva

Fuente > TF

Continúa leyendo