El fundador de WhatsApp dimite: Facebook tiene la culpa

Actualidad

Facebook prometió en el año 2014, cuando llevó a cabo la compra de WhatsApp, que la política del cliente de mensajería instantánea se mantendría intacta. Y esto significaba que se seguiría sin introducir publicidad, y que los datos de los usuarios se respetarían y no se utilizarían en beneficio de Facebook. Las cosas han cambiado, y es por eso que su fundador ha dimitido.

El escándalo de Cambridge Analytica ha puesto de manifiesto el preocupante tratamiento que Facebook hace sobre los datos de sus millones de usuarios. A finales del pasado año, Brian Acton ya abandonaba la firma de Mark Zuckerberg preocupado por la privacidad de los usuarios. Y se iba directamente a encabezar un proyecto de mensajería instantánea en el que sí se respeta la privacidad de los usuarios. Acton es el cofundador de WhatsApp, y recomendó hace tan solo unos días que todo el mundo borre Facebook de sus dispositivos.

jan koum brian acton

Se va de Facebook lo último que quedaba de WhatsApp: Jan Koum, su cofundador

Tras la marcha de Brian Acton, cofundador de WhatsApp, a finales del pasado año, quedaba Jan Koum dentro de las filas de la compañías. Finalmente ha anunciado su dimisión, sobre la cual adelantaba detalles el Washington Post. Y no ha señalado de forma oficial los motivos de su renuncia al cargo en WhatsApp. Únicamente, que se dedicará a sus hobbies durante algún tiempo. Sin embargo, la publicación sí asegura que es culpa de Facebook, y que el directivo abandona preocupado por la privacidad de los usuarios.

Facebook quiere más datos tuyos, los que WhatsApp ya tiene y puede seguir recogiendo

El problema en todo esto, lo que ha motivado la salida de Jan Koum, sería el uso de datos privados. El potencial de WhatsApp para recoger información sobre los usuarios es amplio. Ya tienen algunos detalles, como el número de teléfono, pero con nuevas funciones y características la recopilación de datos podría ir mucho más allá. Y esta recopilación, evidentemente, estaría orientada a recoger datos para Facebook.

Jan Koum no está de acuerdo con esto. ‘Llevaba algún tiempo sin pasar con tanta frecuencia por las oficinas’ de WhatsApp, según han señalado. Y finalmente, el directivo ha anunciado que abandona Facebook para dedicarse a otras labores. De momento, a cultivar su ocio.

Escrito por Carlos González

Fuente > washingtonpost