Crean el cargador más rápido para coches eléctricos: 200 km de autonomía en 8 minutos

Motor

Una de las desventajas de los coches eléctricos frente a los de gasolina es que requieren periodos de repostaje mayores, al tener que cargar las baterías frente a verter unas decenas de litros en un tanque. La velocidad de los cargadores está aumentando poco a poco, y una empresa suiza ha conseguido crear un impresionante cargador de 350 kilovatios.

Cargas completas en apenas 15 minutos para coches eléctricos: posible con el cargador de ABB

Cargar un coche eléctrico en casa implica usar potencias en torno 5,5 kW. Por ello, al máximo de nuestra potencia contratada de 5,5 podríamos cargar un coche como un Tesla Model S con una batería de 85 kWh en 15 horas. Un cargador CHAdeMO puede alcanzar hasta 62,5 kW, y los Supercharger alcanzan hasta 120 kW, por lo que pueden cargar esa misma batería en al menos 43 minutos (aunque en la práctica sea algo más porque no se puede mantener esa potencia de manera constante).

Sin embargo, una empresa suiza quiere ir más allá, y alcanzar una cifra que el propio Elon Musk dejó caer que alcanzarían con sus cargadores: 350 kW. Esto implicaría que el coche anterior podría llegar a cargarse entero en apenas 14 minutos. Esta empresa, llamada ABB, ha lanzado el Terra High Power DC, el cargador rápido capaz de alcanzar esa cifra que casi triplica los supercargadores de Tesla.

abb cargador coches electricos 350 kw

Gracias a ella, se pueden obtener hasta 200 km de autonomía con sólo 8 minutos de carga, algo importantísimo si queremos que los coches eléctricos sustituyan a los de explosión en viajes largos por carretera y no sólo en entornos urbanos. Los coches eléctricos actualmente son ideales para moverse por ciudad y cargarlos en casa, ya que si tenemos garaje podemos dejarlo cargando de noche tranquilamente para cogerlo al día siguiente con la batería llena o casi llena.

La carga rápida afecta negativamente a la durabilidad de las baterías

Sin embargo, para cargar un coche con esa potencia primero es necesario que el vehículo sea compatible. Actualmente muchos coches están limitados a carga de hasta 50 kW, ya que la carga rápida afecta más a la durabilidad de las baterías; motivo por el cual no hay que abusar de ella. Una carga lenta en casa, y con porcentajes entre el 20 y el 80% nos asegurarán la máxima durabilidad para nuestra batería.

El Nissan Leaf de 2018 acepta hasta 100 kW, y el Tesla Model 3 está actualmente limitado también a esa cifra; aunque se habla de que es capaz de alcanzar hasta 184 o 210 kW. Por ello, aunque ya sea posible crear cargadores tan rápidos como el de ABB, todavía quedan unos cuantos años hasta que veamos en el mercado coches capaces de soportar tanta potencia de carga. Además, la clave de momento serán redes como Ionity, que van a democratizar las estaciones de carga para coches eléctricos.

Escrito por Alberto García

Fuente > New Atlas