¿Cómo afecta el uso de dispositivos móviles al crecimiento de Windows en equipos de sobremesa?

Con el paso de los años estamos viendo cómo la cuota de mercado de los dispositivos móviles en sus diferentes formatos, ha ido creciendo de manera sustancial, ya sea por medio de los teléfonos inteligentes, tabletas, o equipos 2 en 1.

Mientras que la gran mayoría de los usuarios hace uso de las dos plataformas por excelencia para estos productos como son Android de Google e iOS de Apple, uno de los principales factores de han logrado el éxito de los mismos, ha sido su versatilidad y funcionalidad, por no olvidar la conectividad ofrecida o la comodidad de uso en todo tipo de trabajos.

De manera paralela, mientras que otro de los gigantes del software como es Microsoft, fracasa estrepitosamente en este mercado con su versión de Windows para dispositivos móviles, todo lo contrario le sucede en los entornos de sobremesa.  Hablemos de la versión que hablemos del sistema de los de Redmond, ya sea de Windows 10, 7, 8.1, o incluso Windows XP, lo cierto es que este es un software que comanda la gran mayoría de los equipos de todo el mundo.

Sin embargo, llegados a este punto nos podríamos preguntar si ese éxito de los dispositivos móviles ha afectado de algún modo al crecimiento de Windows en los equipos de sobremesa en estos últimos años, y parece ser que así es. De hecho, los números de Microsoft sugieren que cada vez hay menos usuarios activos de Windows, algo que puede resultar un tanto sorprendente para algunos, pero así es.

Microsoft acaba de actualizar sus números de cuota de mercado del sistema operativo Windows que muestran que, por un lado y si hacemos referencia al número de dispositivos activos, Windows 10 finalmente está claramente por delante de Windows 7, ya que en febrero de 2018 ha logrado una cuota de mercado del 48% frente al 39% de Windows 7.

windows 10 s

Windows se ve afectado por el crecimiento de los dispositivos móviles

Por otro lado y si nos referimos a la cuota general de uso del sistema operativo que tantos años lleva entre nosotros, llama poderosamente la atención que esté descendiendo sustancialmente. Decir que, en el pasado mes de noviembre de 2017, Microsoft afirmó que había 600 millones de usuarios activos de Windows 10, que sumado al resto de versiones del sistema y teniendo en cuenta que en esos momentos la más reciente versión del sistema acaparaba el 45%, sumaba un total de 1.330 millones de usuarios de Windows en todo el globo.

Cierto, esta es una cifra que no está nada mal, sin embargo también es verdad que se encuentra bastante por debajo de la anteriormente publicada por la propia compañía, donde decía que la cuota de Windows a nivel global era e 1.500 millones de usuarios. Para muchos expertos este descenso era previsible, ya que cada vez son más los nuevos usuarios que en lugar de decantarse por un PC, se quedan con un dispositivo móvil como único producto tecnológico.

Pero claro, Microsoft no puede quedarse de brazos cruzados ante este hecho, por lo que está tratando de combatir esta tendencia haciendo que Windows en equipos de sobremesa sea más versátil, y adoptando muchas de las características de facilidad de uso de los sistemas operativos móviles.