Los CDs y vinilos vuelven a generar más ingresos que las descargas digitales

Software

Hace un mes y medio recogíamos una información bastante triste para los amantes del formato físico para la música: Best Buy (la mayor cadena de Estados Unidos) va a dejar de vender CDs y vinilos este año, y la cadena Target también tenía pensado sumarse a ellos. Sin embargo, los datos de ventas atestiguan que todavía se venden más CDs y vinilos que canciones digitales.

Los ingresos por ventas de música digital no paran de caer

Y es que por raro que parezca, cada vez menos personas compran canciones por Internet. Este negocio que inauguró iTunes fue un éxito en su momento… hasta que llegaron los servicios de streaming como Spotify o Apple Music. Los usuarios al final prefieren pagar una cantidad al mes para tener acceso a millones de canciones, lo cual es más rentable y cómodo que comprar una canción o un disco individual. Por el precio de un disco o de 10 canciones podemos tener una suscripción mensual a estos servicios.

cd musica

Por ello, no es de extrañar que el streaming esté apoderándose de la industria de la música. Las ventas digitales de canciones no paran de caer, habiendo generado 1.300 millones de dólares en ingresos en 2017, por los 1.500 millones de los CDs y los vinilos. Que las descargas digitales fueran menores que las ventas físicas es algo que no ocurría desde 2011. Esto no es tanto por mérito del formato físico, sino por demérito de las descargas digitales.

Los servicios de streaming crecieron un 43% el año pasado, generando 5.700 millones de dólares en ingresos; casi dos tercios de todo el sector, y aumentando con respecto a algo más del 50% que representaba en 2016. La posibilidad de acceder a millones de canciones, conocer lo más escuchado o poder crear tus propias listas es algo que los usuarios prefieren hacer antes que comprando canciones una a una.

El streaming de música crea más modalidades

Los ingresos por suscripciones crecieron un 55%, mientras que el modelo basado en anuncios generó un 35% más. Todo esto, en conjunto, hace que la industria musical genere ya 8.700 millones de dólares, superando cifras que no se veían desde 2008. Sin embargo, todavía están un 40% por debajo del máximo que llegó a alcanzar la industria.

En el sector del streaming también están surgiendo nuevas modalidades que podrían imponerse en los próximos años. Por ejemplo, Amazon ofrece una suscripción más barata de Music Unlimited por 4 dólares a cambio de que sólo funcione en un único dispositivo Echo. Esta categoría representó un 14% de las suscripciones en 2017, subiendo desde el 11% en 2016, pasando de generar 263 millones a 592 millones de dólares, con más ingresos que el vinilo.

Esta subida tiene que ver con la gran popularidad el Amazon Echo en Estados Unidos, y según afirma el vicepresidente de Amazon Music, el número de horas de música escuchada en dispositivos con Alexa se ha duplicado en lo que va de año.

Escrito por Alberto García

Fuente > The Verge

Continúa leyendo
  • Es simple se siguen vendiendo CDs, porque artistas se siguen empeñando en hacerlos y creer que la gente los va a comprar. Crear un CD en el S.XXI teniendo plataformas de todo tipo, es una pérdida de tiempo. Y de hecho pienso si esto lo hacen para luego decir que no venden un pimiento y llorar por la piratería.

    Además que me hace gracia, cuando una discográfica un poco decente, cada hora de grabación, cuesta 500-1.000 €. Con lo cual no es de recibo gastarse eso para grabar un disco y luego llorar por la piratería. De hecho si puedes pagar esas barbaridades en esa discográfico, es que tan pobre no eres. Además para que luego la música quede de pena mezclada y ecualizada. Superando los -6 a -12 dB recomendados. Y llegando a las zonas rojas del medidor de audio (cuando nunca debe llegar a esa zona) lo que hace que si aumentamos el volumen al escuchar distorsione. O la famosa “guerra del volumen” de creer que porque una canción se escuche más alto es mejor.

    Salu2

  • Hijo de Marhuenda

    Lo que confirma la noticia es que las descargas digitales no iban a ser la panacea que muchos pronosticaron y de paso reafirmar a los que amamos la música en su formato físico que aún que le queda mucho recorrido por delante. Entiendo que los que estén a favor de la piratería, y no pagar un duro y bajarse la música por la jeta, afirmen que el formato físico está acabado y que los artistas son unos llorones por reclamar lo que legalmente es suyo, pero repito, mientras siga habiendo personas que respeten la propiedad intelectual de los artistas, ni los vinilos y los CDs desaparecerán, por mucho que les pese a algunos.