Microsoft empieza a cobrar por algunas fuentes en Windows 10

Microsoft empieza a cobrar por algunas fuentes en Windows 10

Alberto García

Microsoft está integrando poco a poco todos los ajustes de su sistema operativo tanto en el nuevo menú de Configuración como en la Microsoft Store. Esta reconversión verá cómo el Panel de Control acaba desapareciendo del sistema operativo, y probablemente incluya el sistema de instalación de fuentes, que pasaría a Configuración y a la Tienda; y dará paso a que Microsoft cobre por algunas fuentes.

Microsoft ya ha empezado a cobrar por fuentes en la Tienda

A principios de año ya vimos que el apartado de Fuentes se trasladaba al menú de Personalización dentro de Configuración. La llegada de las fuentes a la tienda abría la puerta a que la compañía pudiese empezar a cobrar por algunas fuentes en el sistema operativo, algo que ya hacen algunas páginas web con fuentes no abiertas.

Así, a partir de Redstone 4 (que se rumorea que será Spring Creators Update), Microsoft empezará a incluir fuentes de pago en la Microsoft Store, y algunas ya han empezado a aparecer. Muchos usuarios opinan que las fuentes que ofrezca Microsoft deberían ser completamente gratuitas, ya que el usuario está ya pagando por usar el sistema operativo. Una cosa muy diferente sería si fuera un tercero quien la vendiera, pero si es la propia Microsoft debería ser gratis, más teniendo en cuenta que también son fuentes para usar en Word y que Office también es de pago.

La primera fuente de pago que ha aparecido es Segoe Marker. Con un precio de 1,99 euros, aunque sea una fuente que probablemente nadie va a necesitar, ha abierto la puerta a que otras muchas empiecen a cobrar dinero por instalarlas en el sistema operativo. Este precio es bastante bajo si lo comparamos con lo que se suele pagar por otras muchas fuentes en diversas webs, costando entre 30 y 60 euros la gran mayoría de ellas.

Microsoft está buscando otras vías de monetización

Con “Windows as a service” esa idea ha cambiado ligeramente. Al actualizar de manera gratuita desde Windows 7 o Windows 8.1, Microsoft quiere buscar otras vías de monetización. Esta probablemente no va a ser la última modificación de pago que la compañía introduzca en el sistema operativo. Esto permitirá también instalar fuentes en sistemas operativos más limitados, como Windows 10 S o el futurible Polaris.

Que Windows incluya más opciones y funciones en su tienda de aplicaciones es más cómodo para el usuario, pero también le está dando a Microsoft más poder de decisión sobre el sistema operativo, y abriendo la puerta a cobrar por diversos elementos del sistema operativo. De momento, el método de instalación de fuentes en formato como .ttf seguirá estando implementado en el sistema operativo, pero en el menú de Personalización.