Sí, Facebook tiene problemas, y es urgente que actúen para recuperar usuarios perdidos

Desde comienzos del mes de febrero, Facebook ha retrocedido más de un 8% en Bolsa, y ese no es el mayor de los problemas de la red social. Lo más preocupante está en el tráfico que están generando, más allá de que por primera vez están perdiendo usuarios en diferentes partes del mundo: en Estados Unidos que es su mercado principal, en Canadá, y también aquí en España. 

La de Facebook es una situación alarmante en tanto que están ocurriendo hechos insólitos en su historia como, por ejemplo, que hayan empezado a perder usuarios. De manera aislada, esto podría deberse a una situación estacional, o a un estancamiento por la enorme magnitud de la red social, que evidentemente llegará un momento en que colapse. Pero hay un contexto al que atender, y está relacionado con su cambio de algoritmo más reciente. Este cambio, que ha perjudicado a los ‘publishers’, medios de comunicación principalmente, también ha beneficiado a Google. Otro aspecto importante es el relevo generacional de la red social, los jóvenes están migrando a Instagram y eso significa menos ingresos para la red social del genio de Harvard.

Google le está comiendo el pastel a Facebook mientras la red social retrocede por primera vez

Por un lado está el decrecimiento en su cartera de usuarios a nivel global, con caídas en Estados Unidos, Canadá, España y algunos otros países. No es bueno que Facebook pierda usuarios, evidentemente, aunque podría deberse a decenas de motivos diferentes, y no todos ellos de la misma gravedad. Pero lo que no es en absoluto positivo es que estén generando cada vez menos tráfico en favor de los ‘publishers’que en su amplia mayoría son medios de comunicación. ¿Por qué? Porque el modelo de negocio de la red social de Mark Zuckerberg, como el de Google, no es otro sino la publicidad.

Cuanto menor tráfico ‘inyectan’ a los medios de comunicación, menores son los ingresos por publicidad que, por lo reciente que es el cambio de algoritmo dentro de la red social, de momento no les ha afectado de forma notable en sus resultados financieros. No escaparán, casi con plena certeza, de los próximos resultados. En cualquier caso, conviene recordar cuál fue el cambio, que se introdujo a principios de año, y ha provocado que las publicaciones de páginas sean menos visibles y ganen protagonismo las publicaciones de usuarios, especialmente amigos y familiares.

Esta pérdida de tráfico que han generado a los medios de comunicación, y a todas las páginas dentro de la red social, ha sido compensada por Google según Recode con datos de ChartBeat; es decir, datos de clientes como el New York Times, CNN, The Whasington Post o ESPN. En estos datos se puede ver que desde enero de 2018, Facebook ha dejado de derivar ‘clics’ a los ‘publishers’ de forma destacable, y sin embargo, Google no deja de aumentar el tráfico móvil a estos mismos.

¿Qué es lo que necesita Facebook?

Este tipo de datos sobre la red social han provocado que se produzca tal retroceso superior al 8% sobre las acciones de Facebook desde comienzos de este mes de febrero. Como comentábamos, el modelo de negocio de la red social está basado en la publicidad, y son las empresas –y no los usuarios ‘particulares’- los que generan ingresos a la compañía de Mark Zuckerberg con los anuncios. Por lo tanto, con el cambio de algoritmo la red social no ha hecho sino dar la espalda a quienes mantienen su compañía.

Pero mientras esto ocurre, también está por otro lado el problema de los usuarios. Que están perdiendo usuarios por primera vez. Y no, no son quienes generan ingresos de forma directa, pero sí los que sustentan su modelo de negocio porque, a fin de cuentas, son el público de esos anuncios. Si no hay público, o no es tan amplio, los precios de la publicidad descienden y, por tanto, Facebook sale perdiendo de la misma manera.

Y en todo este contexto, lo que se crea es desconfianza por parte de los inversores de la compañía de Mark Zuckerberg. Un contexto que en ningún caso es favorable para Facebook, que sí está viendo cómo Instagram o WhatsApp siguen creciendo imparables. Quizá se trate sólo de un bache en el historial de la red social, y se resuelva con una nueva corrección del algoritmo de posicionamiento de contenidos en el ‘feed’. Pero Google se está aprovechando de ello, y tienen que responder tan rápido como sea posible si quieren seguir dominando el planeta social.

Cuéntanos, ¿has dejado de usar Facebook?