Tickbox se enfrenta a Netflix, su “caja Kodi”es legal y sus usuarios no violan la ley

Actualidad

Como ya os informamos hace unas semanas, algunas de las más importantes plataformas de vídeo streaming legales, encabezadas como no por el líder Netflix, junto a Hollywood y otras organizaciones asociadas que luchan contra la piratería, están enfrentadas a diversas compañías relacionadas con las “cajas Kodi”, como es el popular fabricante Tickbox.

Esto es algo que sucedía en el pasado mes de octubre, cuando varios estudios de Hollywood, además de Amazon y Netflix, presentaron una demanda contra TickBox TV, una compañía que ofrece un dispositivo streaming con Kodi, afirmando que vende una herramienta de piratería. Sin embargo, como era de esperar, la compañía acusada no se iba a quedar de brazos cruzados, y ahora se está defendiendo. De hecho describe su dispositivo como un PC simple, como cualquier otro, por lo que niega todas las acusaciones de infracción de los derechos de autor.

Decir que TickBox TV es un proveedor de descodificadores que permite a los usuarios transmitir todo tipo de contenidos y, al igual que otros dispositivos similares, estas cajas utilizan el reproductor multimedia Kodi junto con las instrucciones de cómo encontrar y utilizar add-ons de terceros. Por supuesto estos complementos se han convertido en un auténtico quebradero de cabeza para las industrias del entretenimiento y plataformas tipo Netflix, de ahí la demanda presentada por estas contra Tickbox, uno de los gigantes del sector.

En la acusación participan firmas tales como Universal, Columbia Pictures, Disney, 20th Century Fox, Paramount Pictures, Warner Bros, Amazon y Netflix, de ahí la trascendencia de todo ello, ya que acusan a Tickbox de contribuir a la infracción de los derechos de autor. Sin embargo esta compañía alega que TickBox TV es un dispositivo hardware informático como cualquier otro, mientras que los demandantes aseguran que este producto insta a sus clientes a utilizarlo para la infracción masiva de los derechos de autor.

Es más, TickBox promueve el uso de su dispositivo como sustituto de los canales de distribución autorizados y legítimos, como los servicios de vídeo bajo demanda tipo como Amazon Prime o Netflix, por ejemplo. Así los titulares de los derechos que acusan a la empresa han presentado un vídeo de TickBox TV, que informa a los clientes sobre cómo instalar determinadas add-ons, es decir, configuraciones de Kodi personalizadas que contienen complementos centrados en el suministro de contenidos pirata. Ahora, la pregunta ¿es eso ilegal? TickBox TV no lo cree.

Tickbox se defiende ante las acusaciones de Netflix, Amazon y Hollywood

De este modo, en respuesta esta empresa dice que su dispositivo no se vende con ningún contenido no autorizado o ilegal, por lo que los usuarios pueden optar por descargar e instalar programas de terceros a través de los cuales pueden buscar y ver contenidos no autorizados, pero eso no es su culpa. Por tanto, argumenta que TickBox no puede ser considerada responsable bajo la teoría de la infracción contributiva o la inducción a la piratería, ya que, si bien su dispositivo puede ser programado para infringir la ley, es el software de terceros los que hacen todo el trabajo sucio, el producto en sí no tiene nada que ver con ellos.

Por tanto, TickBox afirma que su dispositivo es simplemente un ordenador pequeño y, como tal, puede ejecutar software que promueve la piratería, o no, ya que los add-ons ilegales de terceros que están disponibles en Internet, pueden ser descargados por los usuarios e instalado en muchos tipos diferentes de dispositivos, no solo los suyos.

Desde su punto de vista, el demandado ofrece un equipo informático en el que los usuarios pueden instalar voluntariamente software legítimo o ilegítimo, por lo que piden a los demandantes que presenten alguna prueba de que los compradores de la unidad de streaming TickBox han accedido realmente a materiales protegidos por derechos de autor. Pero aunque esto fuese posible, la empresa también señala que si su comprador hubiera consumido estos contenidos piratas, esto no constituiría una infracción para el propio fabricante del producto hardware.

Kodi

Señalan que no hay pruebas de que nadie, desde la propia empresa TickBox, hasta los propietarios de sus dispositivos, hayan violado los derechos exclusivos de los demandantes contra sus obras protegidas. De este modo, si sus usuarios no están infringiendo los derechos de autor, algo que no es demostrable, es imposible argumentar que TickBox indujo a estos a violar estos derechos. Además, apuntan, la compañía fabricante de las “cajas Kodi”, no tiene ninguna conexión con los sitios de terceros que comparten obras protegidas por derechos de autor, por lo que la acusación no tiene sentido alguno.

Lo que queda claro es que en casos como este, cada una de las partes tiene su parte de razón, además razones en muchos casos aplastantes, por lo que aplicar las leyes en este sentido ha sido, es, y va a ser bastante complicado. Y es que las partes implicadas son tantas en las prácticas relacionadas con la piratería, que buscar un único culpable es casi imposible, hablamos de portales web, desarrolladores de software ilícito, plataformas que transmiten contenidos, ISPs, buscadores que dan acceso a estos, dispositivos que facilitan su reproducción, o los propios usuarios que incurren en todo ello.

¿Qué pensáis de estas denuncias de la industria del entretenimiento contra empresas relacionadas, directa o indirectamente, con la piratería?

Escrito por David Onieva

Fuente > TF

Continúa leyendo