¿Windows Hello o Face ID? Ponen a prueba la seguridad del reconocimiento facial de Windows 10

Software

El reconocimiento facial como medida de seguridad en el acceso a nuestros dispositivos ha llegado para quedarse y buena parte de culpa la tiene Apple con su sistema Face ID. Sin embargo, ya se ha demostrado que es posible saltarse este tipo de protección y, ahora, un grupo de investigadores ha puesto a prueba el sistema de Windows 10. Para ello, han probado las mismas técnicas que “burlaron” Face ID para intentar comprometer Windows Hello. ¿Lo habrán logrado?

El iPhone X está dando mucho que hablar. El primer cambio de diseño de Apple desde hace bastantes años, el nuevo sistema de seguridad con reconocimiento facial o el precio, se han convertido en asuntos muy comentados. En nuestro caso, vamos a centrarnos en el tema del reconocimiento facial que ha generado un interesante debate sobre su seguridad y sobre la conveniencia de usarlo como alternativa a la huella dactilar.

En noviembre, nos hicimos eco de una noticia en la que contábamos que ya habían conseguido engañar a Face ID. Gracias a una máscara impresa en 3D con algunas imágenes 2D para simular el rostro de una persona, todo por unos 150 euros, los investigadores fueron capaces de saltarse la seguridad del sistema de reconocimiento facial de Apple.

Windows Hello, el reconocimiento facial de Windows 10 a examen

Siguiendo los mismos pasos que se dieron para saltarse la seguridad de Face ID, los investigadores han decidido poner a prueba Windows Hello, el reconocimiento facial de Windows 10. Después de varias pruebas, concluyeron que la seguridad que aporta Windows Hello depende mucho del dispositivo en cuestión y de la versión de Windows 10 que tenga instalada.

Windows Hello

Los investigadores han comprobado que los dispositivos con hardware compatible con Enhanced Anti-Spoofing y las versiones de Windows 10 1703 o 1709, no permiten saltarse la seguridad del reconocimiento facial como sí sucede con Face ID. Sin embargo, los ordenadores con versiones más antiguas o que no tienen Enhanced Anti-Spoofing configurado, sí pueden ver su seguridad comprometida.

Por todo ello, se recomienda contar siempre con la última versión disponible de Windows 10, actualmente Windows 10 Fall Creators Update, y hardware de seguridad compatible con Enhanced Anti-Spoofing. De esta forma, podemos estar seguros casi al 100% de que no van a poder comprometer el sistema de reconocimiento facial de Windows 10.

Escrito por Claudio Valero

Fuente > mspoweruser