Día 1 después de la muerte de la neutralidad de la red

Día 1 después de la muerte de la neutralidad de la red

Claudio Valero

No hubo sorpresa ni se esperaba. La neutralidad de la red ha muerto en Estados Unidos después de que la FCC impulsara una votación para acabar con las garantías impuestas por la administración Obama. Con un resultado de 3 votos a favor y 2 votos en contra, y sin tener en cuenta el rechazo de empresas y usuarios, la neutralidad de la red es historia. Muchos temen ahora que Internet se convierta en un lugar peor, con menos libertad y más control, además de la creación de un Internet de dos velocidades. Hoy, día 1 después de la votación, analizamos cómo puede afectar a los usuarios.

Como ya hemos comentado en alguna ocasión, la neutralidad de la red es el mecanismo que evita que se pueda discriminar el uso de Internet por servicios o protocolos. Si no tenemos medidas para protegerla, nada impide que las operadoras puedan priorizar el tráfico de su servicio de televisión por encima del de Netflix. Tampoco para que “capen” las descargas desde redes P2P o similares.

Obama se aseguró de que Internet fuera considerado como un servicio básico, de la misma forma que se considera al agua o a la electricidad. Sin embargo, la llegada de Trump a la Casa Blanca y el posterior nombramiento de Ajit Pai como presidente de la FCC (Comisión Federal de Comunicaciones), hizo que cambiaran todos los planes y se propusieran acabar con estas normas lo antes posible.

FCC

Tras unos meses con bastante polémica y mucha oposición tanto de grandes empresas de Internet como de particulares en Estados Unidos, ayer se llevó a cabo la votación con esperado resultado. Si atendemos a las razones de la FCC para dejar de considerar Internet como un servicio básico, nos encontramos con buscan “recuperar la libertad en Internet y eliminar las férreas restricciones que tiene actualmente”.

Realmente, los miembros de la FCC no creen que nada vaya a cambiar con el fin de la neutralidad de la red e incluso su presidente ha lanzado un polémico vídeo, en el que incluso aparece disfrazado de Papá Noel, defendiendo la decisión y explicando “las 7 cosas que seguirás pudiendo hacer en Internet después de la neutralidad de la red”.

¿Y qué pasa ahora con el fin de la neutralidad de la red en EE. UU.?

De forma inmediata no va a ocurrir nada. Las nuevas normas no entrarán en vigor hasta el año que viene y todavía queda un largo camino que recorrer hasta su puesta en marcha definitiva. Las grandes empresas de Internet y muchos particulares buscarán plantar batalla para retrasar o complicar esta puesta en funcionamiento. De hecho, la fiscalía general del Estado ya se plantea denunciar a la FCC por acabar con la neutralidad de la red.

Saber como será Internet sin neutralidad de la red es complicado, aunque en  “Así podría ser Internet sin la neutralidad en la red” vemos algunos ejemplos de lo que podría ocurrir. Las grandes compañías de telecomunicaciones de los Estados Unidos, como AT&T, Comcast o Verizon, ya han salido al paso para dejar claro que “no caparán, ralentizarán ni realizarán ninguna de las medidas temidas por los usuarios”.

neutralidad en la red

¿Nos afectará en España? Pues lo cierto es que la votación de la FCC sólo tiene validez para Estados Unidos, aunque también sabemos que es un país espejo para muchos gobiernos en muchos aspectos. Por ahora, la UE protege la neutralidad de la red a su manera, pero nada evita que, con el ejemplo de Estados Unidos, operadores y otros actores del sector empiecen a llamar a la puerta de los gobiernos para hablar del tema.

En Europa se deja claro que “bloquear o perjudicar a unos servicios sobre otros es ilegal y también lo es priorizar el tráfico en función de lo que se consuma”. No obstante, se deja la puerta abierta para los servicios “zero rating” que permite ofrecer acceso a determinados servicios sin que consuman datos. Muchos señalan que Vodafone Pass es un golpe a la neutralidad de la red, aunque realmente está abierto a todos los servicios (incluso permite acceder a Movistar+ u Orange TV sin consumir datos).

no rompáis internet neutralidad red

Eso sí, al depender de muchos servicios de Internet radicados en Estados Unidos, podríamos vernos afectados de forma indirecta. Nuestras operadoras no van a limitar el funcionamiento de un determinado servicio que se preste desde el otro lado del charco, pero allí sí podría haber problemas con empresas de Internet más pequeñas. Si las operadoras empiezan a conceder privilegios, previo pago, a los gigantes de la red, es posible que muchas pequeñas no tengan oportunidad y acaben teniendo que cerrar en un futuro.

¿Cómo creéis que será Internet tras la muerte de la neutralidad de la red en Estados Unidos? ¿Debemos preocuparnos en Europa por las posibles presiones que podrían hacer ahora los operadores a los gobiernos con el ejemplo americano?