La máxima prioridad de Google es arreglar el emoji de hamburguesa de Android

La máxima prioridad de Google es arreglar el emoji de hamburguesa de Android

Carlos González

‘Dejaremos todo lo que estemos haciendo y nos ocuparemos el lunes, si podemos ponernos de acuerdo en cómo es la forma correcta’. Eso es lo que comentó Sundar Pichai después que un tuit se volviese viral este fin de semana. El Consorcio Unicode sienta las bases sobre cómo deben ser los emoji, pero después los desarrolladores de software lo adaptan a su estilo. a Internet no le gusta la hamburguesa de Android, porque Google ha decidido poner el queso debajo de la carne.

El emoji de hamburguesa de Android ha desatado un sorprendente debate en Twitter con personas de todo el mundo. Thomas Baekdal fue quien hizo ‘saltar la liebre’ al comentar que ‘deberíamos discutir sobre por qué Google pone el queso bajo la carne de su hamburguesa, mientras que Apple lo pone encima’. Y efectivamente, con esta publicación en la red social de microblogging consiguió desatar el debate. Pero tal debate que hasta Sundar Pichai ha entrado a participar de él con las declaraciones que recogíamos antes.

¿Cómo es la hamburguesa perfecta? No es la de Google, pero nadie se pone de acuerdo

La opinión más repetida en las redes sociales es que no, la de Google no es la hamburguesa correcta. Sencillamente, porque el queso ‘debe’ fundirse encima de la carne tal y como propone Apple en su emoji para dispositivos iPhone y iPad. Ahora bien, Apple pone la lechuga bajo la carne, y los usuarios de Twitter recuerdan que eso puede provocar que el pan inferior ‘se empape’ provocando una sensación desagradable, y mayor fragilidad para esta ‘tapa’.

El error de Google al colocar el queso bajo la carne, como ‘primera capa’ de la hamburguesa, ha provocado un importante desconcierto entre los usuarios de Twitter. Ahora está todo el mundo dando consejos sobre cómo colocar los ingredientes de una hamburguesa, pero está menos claro que nunca cuál es realmente la forma correcta de hacerlo. No es un debate que sorprenda demasiado, porque en España ocurrió con el emoji de la paella que los usuarios no estaban conformes con los ingredientes. Pero esta vez el debate ha alcanzado proporciones nunca antes vistas en torno a un simple emoji.