Sony ‘pasa’ de Microsoft y su juego cruzado: PS4 y Xbox seguirán enfrentadas

Videojuegos

La retrocompatibilidad de Microsoft, disponible ya para jugar títulos de Xbox 360 en Xbox One, fue una buena idea de Microsoft. Y la nueva Xbox One X es ‘la videoconsola más potente del momento’. Pero ni eso, ni que ahora una Xbox One sea más barata que una PlayStation 4, han conseguido que Sony deje de tener una cuota de mercado superior. Así que uno de los puntos clave para Microsoft está en el juego cruzado, y Sony ‘pasa’ de ceder. Sus plataformas seguirán enfrentadas.

Antes de entrar en la guerra del hardware, cuando a los jugadores de videoconsola no les importaban las especificaciones técnicas, el software era la clave. Pero ¿era, o sigue siéndolo? Porque durante las últimas conferencias dedicadas a los videojuegos, Microsoft ha estado presumiendo de títulos exclusivos y, sin embargo, tras el escenario estaban negociando el juego cruzado con Sony, que ya ha quedado patente en varias ocasiones que no están interesados. Ambas compañías siguen defendiendo sus plataformas de esta manera; con software, con los videojuegos exclusivos.

Microsoft sigue intentándolo, pero Sony no quiere juego cruzado entre Xbox One y PS4

La clave en todo este asunto es que muchos compran la misma consola que sus amigos, porque lo que quieren es poder jugar juntos online. Precisamente por este motivo, teniendo PlayStation 4 la mayor cuota de mercado, por este tipo de vinculaciones se mantiene la clara superioridad de PlayStation 4. A Microsoft le interesa el juego cruzado para reducir distancias con sus competidores, y que este factor de vinculación no sea un factor decisivo en la compra. Pero la decisión de Sony parece inamovible; Phil Spencer reconoce que ‘seguramente, Sony no cambiará nunca de opinión’.

Quienes sí han cedido son los de Nintendo. Ahora podemos jugar a Rocket League, por ejemplo, tanto desde ordenador como desde una Nintendo Switch o una Xbox One y coincidir en el mismo campo de juego. El título está disponible también en PlayStation 4, pero esos jugadores se mantienen de forma independiente. Y la intención de Microsoft era abrir el juego cruzado con Minecraft, como otro de los varios títulos para PC, Xbox One y Nintendo Switch que llegarán en los próximos meses. Pero Sony ‘pasa’ de abrirse a Xbox One, y seguirá manteniendo el enfrentamiento entre plataformas.

Escrito por Carlos González

Fuente > onsmft