Cómo configurar el ratón si eres zurdo

Cómo configurar el ratón si eres zurdo

Carlos González

Si eres zurdo, seguramente hayas encontrado problemas –alguna vez- con utensilios como cuchillos, tijeras y muchos otros que se utilizan casi a diario. Y es muy probable que hayas tenido también contratiempos con la tecnología; por ejemplo, el ratón del ordenador. Porque, aunque no son pocos los usuarios zurdos, los fabricantes diseñan sus dispositivos pensando en los usuarios diestros porque son la mayoría.

El hardware y el software está diseñado para usuarios diestros, en su amplia mayoría. Evidentemente, hay en determinados dispositivos en los que este planteamiento no importa lo más mínimo. Sin embargo, un usuario zurdo puede encontrarse con dificultades cuando se siente por primera vez delante de su ordenador, porque el ‘clic’ izquierdo de selección, para él, no queda en el dedo índice sino en el dedo corazón. Por eso, lo mejor es modificar la configuración del software –en este caso del sistema operativo- para alterar los botones del ratón.

mouse zurdo

Este ajuste se puede utilizar en función del usuario. De esta forma, si el ordenador se comparte, lo pueden utilizar usuarios diestros y zurdos cómodamente con un ratón simétrico.

Configurar el ratón para usarlo con la mano izquierda

Lo único que tienes que hacer es que las funciones típicas del botón izquierdo se lleven a cabo desde el derecho, y viceversa con las funciones asignadas por defecto para el otro botón. De esta forma sí, entonces para un usuario zurdo el ‘clic izquierdo’ no tendrá que hacerlo con el dedo corazón, sino que efectivamente será su clic derecho, y podrá hacerlo con el dedo índice. Y esto es tan sencillo como acceder al Panel de Control y abrir las opciones de configuración del Mouse.

Dentro de los ajustes de configuración del Ratón, en el Panel de Control de cualquier sistema operativo Windows, en la pestaña de Botones encontraremos la posibilidad de seleccionar la opción Intercambiar botones primario y secundario. No hace falta reiniciar el equipo, únicamente pulsar este botón, y automáticamente las funciones de los botones se cambiarán de lado. El único problema posible, a partir de ahora, es encontrar un ratón con el cuerpo diseñado para la mano izquierda, o bien un ratón simétrico que sea igual de cómodo para un usuario diestro que para uno zurdo.

Si en algún momento se nos estropea u olvida el ratón, es importante saber que podemos controlar el puntero del ratón con el teclado de nuestro ordenador o portátil fácilmente realizando la configuración tal y como mostramos desde el enlace anterior.