Por qué no tiene ningún sentido que Google tenga 5 apps de mensajería

Software

Seamos realistas: ¿a quién le gusta instalar muchas aplicaciones en su móvil? Es probable que seáis de los que llevan controlado al milímetro la cantidad de aplicaciones que lleva instaladas en su teléfono. Recientemente, me alegró ver cómo Twitter recibía la función de leer códigos QR, de tal manera que pude borrar una aplicación que utilizaba exclusivamente con esa finalidad. Sin embargo, Google parece ir buscando todo lo contrario, apostando por dividir cada vez más sus aplicaciones.

Google lleva una década dividiendo servicios y aplicaciones

Google ha sido desde hace más de una década una empresa que se ha caracterizado por ofrecer varias soluciones de software para una misma necesidad. Tenemos multitud de ejemplos, como Google Tasks y Google Keepp, o Inbox y Gmail. El objetivo de ofrecer varias aplicaciones para una misma función tiene como fin el que los usuarios tengan una mayor variedad para elegir, y que finalmente con el tiempo, si una opción es la claramente vencedora, se acabe por suprimir la menos popular. El problema es que esto se le ha ido de las manos con las aplicaciones de mensajería.

google-apps-mensajería

Todos asistimos hace unos meses a la presentación de Google Allo y Duo. Después de probar ambas aplicaciones, me quedé algo contrariado por unas cuantas cosas. Lo primero es que, como es obvio, casi nadie las utiliza, sobre todo porque sólo funcionan en el móvil, sin poder usarla ni en ordenador ni en tablet. Lo segundo es que eran aplicaciones excesivamente sencillas, con muy pocas opciones, permitiendo Duo sólo hacer videollamadas y punto. ¿Era realmente necesario tener que instalar dos aplicaciones, en lugar de tener un simple botón en Allo en la parte superior de la conversación, como tiene WhatsApp?

Por si esto fuera poco, la semana pasada Google dividió Hangouts su otra opción para mensajería instantánea y videollamadas. Ahora tenemos Hangouts Meet y Hangouts Chat. La primera tiene como objetivo realizar videollamadas grupales con hasta 30 participantes. La segunda, por otro lado, es Hangouts Chat, en la que sólo podremos hablar y que tiene como objetivo luchar contra otras aplicaciones de mensajería en el sector empresarial, como Slack.

Interfaz de Google Allo

El resto de aplicaciones buscan aunar cada vez más funciones

¿Qué están haciendo otras aplicaciones? Integrar el mayor número de funciones posibles dentro de una misma aplicación. Los ejemplos más claros los tenemos con WhatsApp o Telegram. La primera, la más utilizada en España, permite realizar una llamada o una videollamada dándole a un simple botón, de manera todavía más sencilla con la nueva interfaz de la aplicación.

Telegram, por otro lado, funciona perfectamente en cualquier plataforma de manera nativa, con conexión en la nube e integrando todas las funciones en una única aplicación, como las llamadas que incluirán en las próximas semanas. Esto es muy útil para conectar al mayor número de usuarios posibles sin dividirlos en varias plataformas distintas.

En definitiva, Google no tiene intención de cambiar su planteamiento de dividir aplicaciones. Cuatro aplicaciones frente a una suponen un mayor consumo de RAM, e incluso de batería en segundo plano. Mientras por un lado prefieren mejorar la duración de la batería con mejoras como Doze, dividiendo aplicaciones se va totalmente en contra de este objetivo. Google no entiende que el objetivo de una aplicación de mensajería es potencia la comunicación entre personas, sean una o varias, sea cual sea la plataforma en la que se comuniquen, y sea cual sea el método que quieran utilizar (texto, voz o vídeo).

Escrito por Alberto García

Fuente > ADSLZone