Facebook, deja ya a Snapchat: las ‘Stories’ llegan también a Messenger

Escrito por Carlos González
Software

No hay que ser un iluminado para darse cuenta de que en Facebook, alguien se ha obsesionado con Snapchat. Quedó patente con el primer movimiento, de llevar las publicaciones fugaces a su aplicación más millenial, que es Instagram. Y se reforzó la teoría cuando el mismo lanzamiento llegó también a Facebook. Ya la cosa olía raro cuando se lanzó la misma función a WhatsApp, pero resulta del todo extraño cuando en un cuarto movimiento contra Snapchat la firma de Mark Zuckerberg ha estrenado lo mismo, exactamente igual, también en Facebook Messenger.

Una vez más el gigante de Internet lo ha anunciado a bombo y platillo tratando de levantar en primer lugar a la prensa, y a consecuencia –previsiblemente- también a los usuarios de Facebook Messenger. Pero ni unos ni otros se han removido de su asiento –más allá de lo informativo y lo anecdótico- porque en Instagram vale, pero ya está. De hecho, hace apenas unas horas comentábamos que nadie usa los estados de WhatsApp, ni las historias de Facebook. Pero ni siquiera el fracaso –al menos inicial- que ha supuesto en WhatsApp ha frenado a Facebook de hacer lo mismo en Messenger.

Con uno valía, pero es el cuarto de Facebook al que llegan las ‘Stories’

Ya con la integración de las ‘Stories’ dentro de Instagram, la firma de Mark Zuckerberg consiguió dañar de muerte a Snapchat, que ahora mismo acumula 9.000 millones en Bolsa desde su máximo hace apenas una semana. Y lo cierto es que en Instagram los usuarios sí han estado utilizando esta posibilidad, igual que los ‘directos’ han encontrado un pequeño hueco en la app dedicada a las fotografías y breves vídeos. Pero en WhatsApp y Facebook los usuarios no utilizan los ‘estados’ o ‘historias’, y por el planteamiento de Facebook Messenger y su público se le augura el mismo éxito: ninguno.

La función en cuestión se llama Messenger Day, y del mismo modo son fotografías o vídeos fugaces, que desaparecen automáticamente en cuestión de horas. Y con los decoros, cómo no, de filtros para selfies, editor de texto, emojis, stickers y demás. Salvo por particularidades no demasiado relevantes, en definitiva, exactamente lo mismo que hemos visto en las últimas semanas tanto en Instagram como en Facebook y WhatsApp. Una cuarta oportunidad para intentarlo, aunque ya estaba conseguido con Instagram, y probablemente en el resto sobraba.

Fuente > Facebook