Bruselas critica la privacidad en Windows 10: no ha mejorado lo suficiente

Escrito por Javier Sanz
Software

La Unión Europea ha estado ejerciendo presión sobre Microsoft prácticamente desde el segundo cero de estreno de Windows 10, y según explican la compañía de Redmond ha respondido a las peticiones en torno al cuidado de la privacidad de sus usuarios. Sin embargo, y como ya hiciera la Electronic Frontier Foundation, aseguran que no ha mejorado lo suficiente, y Microsoft tendrá que aplicar nuevos cambios sobre su software para cumplir con lo requerido en el marco europeo.

Desde la Unión Europea establecieron comunicación directa con Microsoft para explicarle a la compañía que debía modificar su política en torno a la configuración predeterminada del sistema operativo Windows 10 y dar luz sobre el procesamiento de datos que Microsoft lleva a cabo sobre sus usuarios. El problema que plantean desde el organismo europeo está estrechamente relacionado con el sistema de telemetría, algo que ya estaba presente en sistemas operativos anteriores de la firma de Redmond, pero que con Windows 10 ha tomado una dimensión de relevancia máxima. Hace un mes, aproximadamente, Microsoft simplificaba la recopilación de datos, pero para la Unión Europea no es suficiente.

Desde Europa exigen a Microsoft ser más transparente con sus usuarios. Explicar qué datos recogen y para qué, y recibir su consentimiento expreso.

windows 10 privacidad

Bruselas exige más transparencia a Microsoft con la ‘privacidad’ en Windows 10: han cambiado, pero aún no es suficiente

La telemetría en el sistema operativo Windows 10 está planteada con la intención de ofrecer funciones avanzadas como es la publicidad personalizada, las opciones de diagnóstico del sistema en el campo del software y el hardware, y otros detalles. Son funciones clave entre las novedades de Windows 10, y en la mayoría de los casos se pueden deshabilitar desde diferentes secciones de configuración del Panel de Control –entre otros-. Y las protestas –algunas de ellas- venían justificadas por la dificultad para los usuarios de controlar este tipo de parámetros, además de la falta de transparencia por parte de Microsoft en cuanto al tratamiento de información sobre ellos.

Ahora, desde el organismo europeo reconocen que Microsoft ha modificado su política y mejorado el tratamiento de cuestiones relativas a la privacidad de sus usuarios, pero es imprescindible que sigan trabajando en ello porque aún no es suficiente. De forma explícita explican que Microsoft debe aclarar qué tipo de datos procesa y para qué. Sin esta información y sin el consentimiento de sus usuarios no es válido

Fuente > The Verge