Galileo, el GPS europeo, será inmune a hackeos de posición

Escrito por Alberto García
Hardware

La Unión Europea ya cuenta con Galileo, su sistema GPS propio, desde las últimas semanas de diciembre. De momento ya cuenta con 18 satélites, y se espera que alcancen los 30 satélites en órbita y funcionamiento en 2020. Gracias a trabajar conjuntamente con el GPS americano (también conocido como Navstar) y el GLONASS ruso, se consigue mejorar aún más la precisión.

Los GPS de nuestros móviles ya no serán vulnerables al spoofing

El funcionamiento de un GPS es sencillo. Se necesitan al menos tres satélites para conseguir una posición, aunque con un amplio margen de error. Estos satélites transmiten constantemente la hora, y gracias a conocer el tiempo en el que tarda en llegar la información, se consigue posicionar un dispositivo.

Este sistema ha cambiado la forma en que viajamos, pero también entraña problemas de seguridad. El sistema GPS es vulnerable a spoofing, es decir, que se puede engañar a un móvil haciéndole creer que está recibiendo una señal GPS de un satélite, cuando en realidad la está recibiendo de un dispositivo que la emite desde tierra. Además, la señal transmitida desde tierra es mucho más potente que la que llega desde el satélite del espacio.

Esto puede hacer que usuarios acaben yendo a ubicaciones erróneas o con el fin de robarle, o también puede provocar muchos más problemas si se utiliza en el ámbito comercial como en el caso de un avión, un drone o un barco (y ya demostraron que era posible en 2013). Además de las ventajas a la hora de tener una mayor precisión, el sistema de GPS europeo también es más seguro que los sistemas americano y ruso.

Galileo en dos versiones: una gratuita para usuarios y otra pago para empresas

Así lo detalló la Unión Europea en informe de implementación comercial de Galileo. En él, se explican los detalles de la solución comercial de Galileo, que al igual que su versión americana, cuenta con una versión mejorada para empresas a cambio de una cuota mensual. Este sistema cuenta con una señal cifrada en la banda E6 para que asegurar la transmisión de información.

galileo-gps-europeo-satelite

Además de este sistema comercial, la GSA ha confirmado que todos los usuarios, tanto gratuitos como comerciales, podrán beneficiarse del Open Service Navigation Message Authentication (OS NMA), gracias al cual todas las señales que reciben los usuarios en la banda E1 van firmadas, de tal manera que se consigue bloquear cualquier intento de spoofing. A pesar de que no se podrá falsear la posición, sí que se podrá bloquear el posicionamiento mediante inhibidores de señal.

El sistema comercial, además de ser más seguro, diferirá de la versión gratuita en la precisión que ofrecen. Mientras que la versión gratuita que todos usaremos en nuestros móviles o en nuestros coches tendrá una precisión de entre 70 y 90 centímetros, la versión comercial tendrá una precisión de hasta 10 centímetros. Esto contrasta con la versión americana, cuyo margen de error es de 5 metros, tal y como podemos ver en nuestros móviles hoy en día.

El motivo de utilizar una versión comercial más precisa es financiar los costes del proyecto, que fue iniciado hace casi dos décadas. Además, el 10% de la economía europea depende de las comunicaciones vía satélite, por lo que el proyecto irá recuperando la inversión poco a poco, e incluso acabará generando beneficios a la Unión Europea junto con una independencia geoestratégica mayor.

Fuente > https://www.gsa.europa.eu/sites/default/files/content/press_releases/pr-gsa-09-03_2017_galileo_commercial_service_implementing_act.pdf