Así quieren acabar con los timos telefónicos de los 118XX

Telefonía

En el año 2002, se liberaron los servicios de información telefónica, dando lugar a los conocidos 118XX. En poco tiempo, diversas empresas comenzaron a ofrecer este servicio con estas nuevas numeraciones. Su uso ha ido cayendo en picado, especialmente por el auge de Internet y su facilidad para ayudarnos a encontrar cosas, entre ellas, números de teléfonos. Sin embargo, se siguen utilizando y asignando, aunque cada vez se les relaciona más con timos que con información telefónica. Por ello, la CNMC propone una serie de medidas para acabar con los timos telefónicos de los 118XX.

En los últimos años, la Comisión nacional de los mercados y la competencia, CNMC por sus siglas, ha sancionado a un total de 16 operadores de números 118XX, también llamados de información telefónica. En el informe publicado en el día de hoy, analizan lo que está sucediendo con esta numeración y cómo está evolucionando en el mercado en los últimos años. Para evitar su uso de forma fraudulenta y proteger así a los usuarios, este organismo propone una serie de mejoras.

El precio y otros problemas de los 118XX

Sin ir más lejos, estos servicios de información telefónica permiten al usuario saber el número de otro abonado, de un establecimiento o de un restaurante. El operador que presta el servicio sobre un 118XX, puede, además de ofrecerle la información, transferirle con el teléfono encontrado directamente en la misma llamada. El problema es que el precio de estas llamadas no está regulado y varía según el operador. Por ello, una llamada a un número que en nuestra tarifa no tenga coste, puede llegar a suponernos el pago de alguna cantidad.

numeros 118xx

Según la CNMC, el precio de una llamada a un 118XX con una duración de un minuto tiene un pecio final medio de 5,56 euros, con un mínimo de 1,88 euros y un máximo de 11,92 euros. El precio medio de los tres 118XX más populares es de 2,36 euros. Incluso se puede dar el caso que una llamada a un 118XX sea más cara que a un 90X u 80X de los más caros.

Además, se ha podido ver que en los últimos tiempos se está realizando un uso irregular de esta numeración. Algunas de las prácticas descubiertas pasan por ofrecer servicios de tarot a través de estos números, desviar a los usuarios a otros servicios sin su consentimiento o captar llamadas con técnicas engañosas como SMS o anuncios en la web.

Así propone la CNMC acabar con los timos de los 118XX

Por todo esto, la CNMC propone una serie de medidas para evitar los timos, equiparando el rango 118XX a los números de tarificación adicional (números 800 y 900), con las medidas de protección que estos tienen asignadas. Entre ellas, la prohibición de enviar llamadas a servicios adivinatorios o con contenidos para adultos, que se reconozca el derecho a la desconexión del servicio o que se puedan fijar límites de gasto mensual por parte de los usuarios.

¿Alguno en la sala sigue utilizando los 118XX?

Revisa algunas estafas de los 118XX en nuestro foro.

Escrito por Claudio Valero

Fuente > ADSLZone