Los nuevos filtros antipiratería podrían violar la legislación actual de la UE

Actualidad

Un grupo de especialistas en derecho recientemente han advertido que los planes de la Comisión Europea para modernizar la legislación sobre los derechos de autor en Europa son incompatibles con la actual legislación de la UE.

Uno de los principales problemas estriba en el filtro antipiratería que los servicios de Internet estarían obligados a utilizar, ya que ignoran en gran medida la jurisprudencia existente acerca de los derechos humanos.

El pasado mes de septiembre la Comisión Europea publicó un propuesta para modernizar la legislación de la UE sobre los derechos de autor que, entre otras cosas requerirá que los servicios on-line de Internet hagan más esfuerzos para combatir la piratería. En concreto el artículo 13 de la propuesta exige que estos servicios on-line supervisen y filtren los contenidos pirateados en colaboración con los titulares de derechos de autor. Por lo tanto los servicios que trabajan con grandes volúmenes de contenidos cargados por los usuarios se verían en la obligación de utilizar diversos mecanismos de detección para bloquear los archivos que infringen los mencionados derechos de autor. Por medio de esta nueva propuesta, la Comisión obliga a estos proveedores de servicios a adoptar medidas para garantizar la protección de las obras sujetas a derechos con copyright mediante la implantación de tecnologías de reconocimiento de contenidos, por ejemplo.

Bandera de la UE

Argumentan que estos cambios son necesarios para reforzar la negociación de los titulares de derechos de autor, aunque como no podía ser de otro modo, la propuesta está generando muchas críticas por parte del gran público, activistas de derechos digitales y juristas. De hecho un grupo de expertos legales se ha reunido y creado un documento en el que advierten que la propuesta va en contra de la legislación vigente de la UE. Por un lado, la obligación de controlar el contenido que transmiten los usuarios a través de Internet se opone al artículo 15 de la Directiva sobre el comercio electrónico, donde se prohíbe la obligación de vigilancia por parte de los proveedores de servicios.

Además los juristas señalan también que la filtración de dichos contenidos también contradice los artículos 8 y 11 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE donde se protege la libertad de expresión de las personas y el acceso a la información, así como sus datos personales.

A pesar de que en la nueva propuesta los filtros se establecerán en colaboración con los titulares de los derechos, eso no cambia el hecho de que los derechos humanos en la UE serían en gran medida ignorados. Por todo ello los expertos solicitan una completa nueva evaluación del requisito de filtrado y piden a la Comisión de la UE que examine atentamente los nuevos requisitos exigidos y se asegure de que estén en consonancia con la jurisprudencia y la legislación vigentes.

Escrito por David Onieva

Fuente > TorrentFreak