Orange se adelanta con el primer dispositivo eSIM

Escrito por Carlos González
Gadgets

Orange está pisando fuerte en los últimos días, y aunque sus 500 megas simétricos son la novedad clave en el panorama de las telecomunicaciones, también en la oferta de dispositivos se han adelantado esta vez: son los primeros en introducir la eSIM en su catálogo, con el Samsung Gear S2 Classic con conectividad 3G. Este dispositivo, con un precio de 150 euros con promoción hasta fin de existencias, es completamente independiente del smartphone y no requiere de tarjeta SIM física.

Entre los fabricantes de hadware, Samsung fue la que hace ya varios meses se adelantó apostando por la eSIM antes que sus rivales. Próximamente será un requisito –inicialmente para los wearables- y en un futuro algo más lejano llegará a los smartphone. Pero de momento el Samsung Gear S2 es el arranque de esta tecnología, y en España Orange es el primer operador en apoyarla ofreciendo a sus clientes el dispositivo con un precio promocional de 150 euros con unidades limitadas. Un gadgets que se ofrece junto al servicio Multi SIM, es decir, compartiendo la tarifa de voz y datos con la línea principal a la que esté asociado el contrato.

samsung gear s2 classic

La eSIM llega a Orange con el Samsung Gear S2 Classic 3G

A diferencia de lo que estamos acostumbrados a utilizar, la eSIM es un paso hacia el frente: sencillamente, se prescinde de tarjeta SIM física porque va integrada en el propio dispositivo en forma de chip, y no es extraíble ni manipulable. Sus funciones y posibilidades son exactamente las mismas, pero a los fabricantes de hardware les permite ahorrar en el espacio interior de su construcción aprovechándolo para diseños más compactos y ligeros, o por ejemplo en pro de la autonomía introduciendo baterías de mayor capacidad. Para el consumidor, la ventaja es de olvidarse de una dependencia, y en el caso de este dispositivo en concreto, mayor aún porque no necesita emparejarse al smartphone.

El equipo que ahora comercializa el operador Orange no sólo nos ofrece la hora y apps habituales de los wearables, sino que además es un completo equipo de comunicación: compatible con llamadas, mensajes e Internet móvil. Es decir, que este equipo se puede utilizar, sin mayor inconveniente, como sustituto del smartphone cuando no queremos cargar con él, por ejemplo, en actividades deportivas. Y es compatible con dispositivos Android 4.4 en adelante. Eso sí, los Samsung Gear S3 ya se han estrenado, y evidentemente son dispositivos más completos a todos los niveles.

Fuente > ADSLZone