Moonraker, el smartwatch de Nokia que también murió a manos de Microsoft

Escrito por Carlos González
Gadgets

No es un secreto que ‘los años dorados de Nokia’ llegaron a su fin cuando la finlandesa arrancó su acercamiento con Microsoft en lugar de optar por Android, por entonces en pleno crecimiento. Y justo ahora que Nokia volverá a los móviles y lo hará con el sistema operativo de la compañía de Mountain View, sale a la luz el Nokia Moonraker, otro proyecto de la firma finlandesa que tampoco fue por Microsoft, y que tenía por objetivo competir en el segmento de los relojes inteligentes contra alternativas como el Apple Watch.

Por el momento se ha hablado sólo de nuevos móviles de Nokia con sistema operativo Android, y se desconoce si la finlandesa licenciará su marca para otro tipo de dispositivos como, por ejemplo, relojes inteligentes. Pero este segmento estuvo también entre sus planes, como podemos ver en el vídeo que acompaña a este artículo, y como muchas otras opciones actualmente disponibles en el mercado, estaban especialmente enfocados a dar un dispositivo complementario al smartphone con, además, funciones para la monitorización de actividades deportivas.

Nokia Moonraker habría sido su primer reloj inteligente

A pesar de que vendieron su división móvil a Microsoft, los de Nokia consiguieron sacar adelante el proyecto de sus teléfonos inteligentes con Android con una serie dentro de la gama baja que, posteriormente, fue cancelada. Y además de introducirse en el segmento más asequible entre los terminales con Android, en Nokia tenían también planteado abordar los relojes inteligentes con un dispositivo de diseño muy sencillo y sobrio, muy similar a lo más reciente de Sony. El prototipo que manejaba la firma, y que parece prácticamente finalizado para su comercialización –a estas alturas ya no, claro-, es lo que se muestra en este vídeo.

Y en este vídeo se puede ver cómo el diseño incluía una construcción en plástico flexible, con ajuste rápido, luego planteado especialmente para deportistas. En la parte trasera, eso sí, ni rastro de sensor de ritmo cardíaco como los que se utilizan actualmente, y únicamente se puede apreciar un conector propietario para la carga de batería. No se han revelado sus especificaciones técnicas, y tampoco el precio al que Nokia habría pensado ponerlo en el mercado, pero es otra oportunidad perdida por Microsoft, que ahora sigue su rumbo propio con la marca Lumia y manteniéndose en Windows 10 Mobile, aún con una muy baja cuota de mercado frente a Android y iOS.

Fuente > PhoneArena