¿Resistirá el nuevo teléfono Google Pixel una hora bajo el agua?

Telefonía

Se trataba de uno de los terminales más esperados del año, nos referimos al último teléfono móvil que nos ha presentado Google, el Pixel, un dispositivo esperado por muchos y que seguro dará mucho que hablar en los próximos meses.

De hecho estos ya han llegado a manos de los primeros clientes desde su presentación oficial hace unos días, presentación de la que ya os hicimos partícipes para que pudieseis conocer todos sus detalles de primera mano y al instante.

Debido a la trascendencia que estos nuevos terminales han tenido a nivel mundial, multitud de usuarios que los han adquirido están poniéndolos a prueba en diversos aspectos para después publicar en la Red los resultados obtenidos de las mismas. Una de las facetas por la que muchos piensan que Google se ha quedado un poco por detrás en comparación a la competencia, es aquella que hace referencia a la resistencia al agua del Pixel.

Y es que hay que tener en cuenta que en comparación con smartphones de alta gama de otros fabricantes punteros, la certificación a este respecto de los productos de Google está por debajo en cuanto a fiabilidad en determinadas circunstancias. Mientras que otras firmas, como por ejemplo Samsung, ya equipa a algunos de sus teléfonos con la máxima certificación, IP68, los Google Pixel han logrado una IP53, lo que convierte a estos dispositivos en resistentes al agua y al polvo tan solo en momentos puntuales. De ahí precisamente las pruebas a las que los usuarios les están sometiendo en este caso.

Mientras que en días pasados ya se han podido ver en diversos vídeos colgados en Internet con pruebas que hacían referencia a su resistencia frente a arañazos, torsión o fuego, ahora le ha llegado el turno al agua. Para ello se ha sumergido al Pixel en un recipiente con agua durante una hora, tal y como podréis observar en el vídeo que os adjuntamos, para ver su estado al finalizar la misma. Cierto es que la presión en este caso no es la misma que si lo sumergimos, por ejemplo, en una piscina, pero nos puede servir como punto de referencia de su resistencia en muchos entornos de uso diario, tal y como nos apuntan los compañeros de MovilZona.

En un principio podemos afirmar que el comportamiento del teléfono en términos generales ha sido bastante bueno, ya que tras una hora sumergido casi no ha sufrido daños. Su funcionamiento posterior es perfecto, a excepción del altavoz, que tras la prueba pierde potencia en algunos momentos. Esto demuestra que si sufrimos accidentes domésticos con el terminal donde haya agua de por medio, podemos tener cierta certeza de que el producto resistirá sin problema alguno.

Escrito por David Onieva

Fuente > MovilZona