El móvil será el dispositivo de pago del futuro, conoce cómo funciona

El móvil será el dispositivo de pago del futuro, conoce cómo funciona

David Onieva

El uso del móvil para todo tipo de tareas cada vez se hace más extenso, entre otras cosas gracias a las novedades tecnológicas que tanto los fabricantes de los dispositivos móviles como los desarrolladores del software de estos van lanzando.

Hoy en día podemos llevar a cabo innumerables tareas con nuestros dispositivos móviles, de hecho ya se han convertido en el sustituto de multitud de productos que antaño teníamos que llevar encima para realizar determinadas tareas. De este modo el terminal móvil ya hace las funciones de una cámara fotográfica, de vídeo, reproductor de música, agenda, GPS, reloj, etc. Es por ello que este es un dispositivo que se ha convertido en un elemento casi imprescindible en el día a día para la mayoría de nosotros.

Se prevé que en el futuro las funcionalidades que estos productos nos van a ofrecer irán en aumento, todo sin olvidar otros apartados de extrema importancia como son la seguridad y la privacidad de los usuarios de los mismos. Uno de los sistemas que se espera que llegue a ahondar entre todo tipo de público en todo el mundo es aquel que hace referencia a utilizar el móvil como sistema de pago, que aunque de momento no esté demasiado extendido, ya existen diversas plataformas y compañías que nos ofrecen esta posibilidad.

Relacionado: Samsung Pay ya disponible en España: establecimientos compatibles y todos los detalles

Quizá una de las principales razones por las que de momento estos sistemas de pago aún no están demasiado aceptados, además de por su juventud entre nosotros, sea por la inseguridad que esta novedad provoca entre la mayoría. Es por ello que no hay nada mejor que conocer el sistema de funcionamiento, en términos generales, que estos métodos de pago por móvil nos ofrecen. Evidentemente luego cada plataforma tendrá sus entresijos, funcionalidades, ventajas e inconvenientes acerca de las que el usuario tendrá que informarse antes de decantarse por una compañía u otra.

Sistema Google Wallet

En primer lugar y para poder utilizar un servicio de este tipo, tendremos que disponer de una cuenta bancaria y su correspondiente tarjeta para poder asociar esta al método de pago con móvil por el que nos hayamos decantado. Una vez registrada esta en la correspondiente plataforma, esta nos dará un identificador aleatorio y personal denominado como “token” y que será el que nos servirá para poder llevar a cabo los pagos con posterioridad.

Para poder llevar a cabo este proceso evidentemente tendremos que haber instalado previamente la aplicación del servicio de pago seleccionado y que nuestro terminal móvil esté preparado para poder llevar a cabo esta tarea, generalmente esto se realiza por medio de una tarjeta NFC.

Relacionado: NFC, esa gran tecnología olvidada… pero muy útil

Una vez nos disponemos a realizar el pago propiamente dicho a través de la mencionada NFC, el datáfono de la tienda en realidad lo que recibe de nuestro terminal es el token del que os hablábamos y que nos había proporcionado la plataforma de pago a cambio del número de nuestra tarjeta bancaria. De este modo en ningún caso estamos dando ese número de tarjeta a la tienda, sino el identificador para que el servicio de pago por móvil pueda saber el usuario que solicita el pago. Este token, además de la cantidad a pagar, es enviada al banco, entidad que inmediatamente contacta con el servicio de pago por móvil para verificar que el token recibido es válido y está asociado a una determinada tarjeta.

Pagos por movil

En caso de que todo esté correcto, la plataforma de pagos da el visto bueno a la entidad bancaria para que se procese el pago, algo que el propio banco comunica al datáfono del comercio donde estamos comprando. Una vez finalizado este proceso, que como podréis imaginar se lleva a cabo en cuestión de segundos, en el móvil recibimos el ticket y el comprobante de compra.

Como se puede ver, el sistema es muy similar al que solemos llevar a cabo en las tiendas con nuestras tarjetas bancarias convencionales. Para todos aquellos que piensen que estos sistemas entrañan peligros de seguridad, evidentemente los hay, pero similares son los peligros que corremos cuando pagamos con tarjetas de crédito o sacamos dinero de los cajeros.

Relacionado: Venden un dispositivo en la Dark Web para robar tarjetas contactless a menos de 8 cm

Con todo y con ello es muy probable que a corto o medio plazo estas plataformas de pago por móvil comiencen a extenderse y empiecen a estandarizar estos métodos, por lo que es posible que la mayoría tengamos que adaptarnos a ellos.

Quizá también te interese:

Apple Pay pasa de España

El Corte Inglés se apunta al pago móvil con Samsung Pay