Análisis a fondo y pruebas del Acer Aspire R 11

Escrito por Carlos González
Tablets

El formato convertible está ganando protagonismo por sus beneficios en la movilidad, y uno de los fabricantes que está apostando por él es Acer. Es el caso del modelo Acer Aspire R 11, que encaja dentro del segmento más accesible por su precio, y en unas dimensiones reducidas por su diagonal de pantalla de 11,6 pulgadas. Lo hemos probado y te contamos qué tiene que decir este ordenador portátil en el mercado.

Aspire-R-11logo-de-Acer (1)

Un diseño, como adelantábamos, enfocado a convencer en movilidad, y para ello cuenta con unas dimensiones de 29,8 cm x 21,1 cm x 20,9 mm con teclado QWERTY completo y pantalla táctil, ambos aprovechados por Windows 10 que es el sistema operativo preinstalado. Ahora bien, colocado como portátil podemos usar ambos métodos de interacción, y colocado como tablet únicamente la pantalla táctil. Para ello cuenta con una bisagra que permite un recorrido de 360 grados, y el cuerpo está construido en policarbonato. Para la conectividad, tanto USB 3.0 como 2.0 y conector HDMI. Evidentemente, también cuenta con salida de audio en formato minijack y puerto Ethernet. Lo único que se echa en falta, sin embargo, es la ranura para micro SD.

Se echa en falta esa ranura de ampliación, pero en términos de almacenamiento tenemos un disco duro de 500 GB. Aquí sí cumple con lo que se requiere de dispositivos de estas características, y si seguimos revisando las especificaciones técnicas nos encontraremos con un procesador Intel Celeron N3050 dualcore hasta 2,16 GHz acompañado de hasta 8 GB de RAM. Una configuración que, evidentemente, está planteada para ofimática y navegación por Internet, para lo que es más que suficiente.

Uno de los puntos clave es la autonomía. Y es que, aunque esto juega en contra de la calidad de imagen, la pantalla 1366 x 768 píxeles con un consumo energético muy reducido, y viene alimentada por una batería de 3220 mAh. En nuestras pruebas, esto se ha traducido en 8 horas de uso continuo sin necesidad de usar el economizador. Por lo tanto, una autonomía realmente generosa para el segmento que ocupa, y que se debe también a que el procesador trabaja a 1,6 GHz siempre que es posible, a pesar de que su capacidad máxima es bastante superior.

Análisis en profundidad del Acer Aspire R 11 en TabletZona

Quizá también te pueda interesar…

Fuente > ADSLZone