¿Están seguras tus fotos de WhatsApp?

Escrito por David Valero
Telefonía

La aplicación WhatsApp no pierde fuerza a pesar de llevar ya algunos años liderando el mercado de la mensajería instantánea sin contar con las últimas novedades en seguridad. Esta app se prepara para lanzar el cifrado de llamadas de voz y dotar de más seguridad a los chats de grupo, pero mientras tanto siguen existiendo lagunas en algunas funciones de su servicio. Si no sabes si las fotos e imágenes de tu cuenta de usuario están a salvo de los ojos de terceras personas, te explicamos cómo puedes aumentar su privacidad.

En WhatsApp se envían en todo el mundo a diario millones de mensajes cada hora y buena parte de los mismos son fotografías e imágenes que queremos compartir con nuestros amigos y seres queridos. Pero aunque las apps móviles y redes sociales facilitan la labor para publicar en Internet cualquier instantánea, a veces puede que no queramos mostrar al mundo más de lo necesario y por ello es conveniente conocer cuál es el nivel de seguridad qué ofrece WhatsApp a tus fotografías.

A pesar de que WhatsApp ofrece cifrado a toda la información que enviamos en los mensajes, la propia aplicación recomienda al usuario encarecidamente no hacer uso de redes públicas Wi-Fi para enviar fotografías a otros contactos, ya que la comunicación podría ser interceptada por un atacante informático y quedar comprometida.

Cómo os indicamos hace poco, WhatsApp solo guarda nuestra información en sus servidores durante un corto espacio de tiempo, de ahí que pueda servir fugazmente para compartir películas con otros usuarios por Internet, pero esto implica que en sus servidores también se almacenarán temporalmente las fotografías que enviemos. Cuando un mensaje (o una imagen o video) es recibido por nuestro contacto, este se borra automáticamente e incluso pasado un mes sin haber sido entregado, también se elimina de los servidores la fotografía que hayamos querido compartir.

Buscar WhatsApp

En WhatsApp no todo el mundo tiene el mismo cuidado que tú

Supongamos ahora que eres una persona que cuida al milímetro todas estas consideraciones para evitar la mínima filtración de imágenes o fotografías personales. Pues bien, puede que no sea suficiente. Debes tener en cuenta que el receptor del mensaje puede ser el resquicio por el que un tercero acceda a la fotografía o los álbumes que compartes, ya sea con un ataque mediante software en su teléfono móvil o simplemente accediendo físicamente a su smartphone.

Algunas aplicaciones como Snapchat son ideales para compartir imágenes efímeras que se borrarán pasado un tiempo, aunque en estos casos tampoco se puede asegurar la confidencialidad total. En cualquier caso, podemos echar mano de algunos consejos para mejorar la privacidad de las imágenes que enviamos mediante WhatsApp:

  • Si tienes iPhone, dentro del menú de privacidad del teléfono, configura la accesibilidad a las fotos desactivando a WhatsApp como aplicación autorizada, de esta manera las imágenes no aparecerán en el álbum del teléfono junto al resto. En Android tendrás que echar mano de un gestor de archivos para ello.
  • Asegúrate de tener bloqueado con contraseña o huella dactilar tu móvil, así evitarás que alguien pueda coger tu teléfono y echar un vistazo sin autorización.
  • Las redes inalámbricas de confianza son la mejor opción a la conexión 3G o 4G.
  • Usa herramientas como las VPN (red virtual privada) a la hora de usar WhatsApp.

Quizá te interese…

El FBI presiona a WhatsApp para que puedan tener acceso a los mensajes cifrados

WhatsApp, Facebook, Google y las grandes de Internet van a blindar tu privacidad

Descubre todo lo que puedes hacer con el nuevo explorador de archivos de WhatsApp

Fuente > Make Use of