Las mejores alternativas gratuitas a Office

Las mejores alternativas gratuitas a Office

David Valero

Los amantes del software libre tienen a sus disposición un gran abanico de programas y aplicaciones sin coste para sustituir a las versiones populares de herramientas como la suite de ofimática Office. Crear documentos, hojas de cálculo, presentaciones o bases de datos puede ser sencillo y gratuito si echamos manos de opciones como OpenOffice, LibreOffice o Google Drive. Vamos a conocerlas un poco más a fondo.

Está claro que Office es la herramienta de ofimática más utilizada a nivel mundial y aunque no todos los usuarios recurren a la contratación de la licencia legal, desconocen que pueden contar con varias alternativas gratuitas en Windows o Mac que ofrecen un software actualizado, compatible con las herramientas de Microsoft y sencillo de utilizar.

OpenOffice se ha convertido por méritos propios en una de las versiones preferidas por los usuarios que no quieren pagar por una licencia de Office. Su interfaz nos ofrece prácticamente las mismas posibilidades que la suite de ofimática original  y podremos crear bases de datos, hojas de cálculo y documentos de texto en un formato abierto universal, además de ofrecer soporte para documentos de Word. Está disponible para Windows Mac OS X y Linux y posee una de las comunidades de usuarios más activas donde siempre se ofrece asistencia a los recién llegados.

Otro de los programas más utilizados como alternativa a Office es FreeOffice, que ofrece a los usuarios de Windows y Linux una interfaz casi calcada a versiones anteriores del popular paquete de ofimática de la compañía de Redmond. Además tanto en rendimiento como en tiempos de carga es una de las mejores opciones del mercado y tiene funciones tan interesantes como la creación de archivos PDF o la protección de documentos mediante contraseña. Registrando nuestra dirección de email podremos tener acceso a una clave para activar el producto.

hoja de calculo openoffice

Google Docs es la opción perfecta exprimir la nube

En la misma línea tenemos LibreOffice, que comparte muchas de las características del propio OpenOffice aunque con un nivel de desarrollo de nuevas funciones superior, lo que ha permitido que los propios bugs detectados con el paso del tiempo hayan sido solucionados. La posibilidad de añadir firmas digitales a los documentos creados es una de sus señas de identidad, demostrando que la seguridad es compatible con el uso de software libre.

Por último tenemos Google Docs, a modo de interfaz web que nos permite acceder y editar documentos (incluso de Word gracias a la compatibilidad) desde cualquier lugar utilizando únicamente el navegador de Internet. Su integración con la nube de Google Drive permite recuperar nuestros propios documentos al instante y poder compartirlos con quien queramos aunque nuestro destinatario no disponga de una cuenta de Google.

¿Utilizáis este tipo de programas de ofimática en vuestro día a día?