Windows 10 ya está arañando usuarios a la competencia en España

El efecto de Windows 10 en el mercado de sistemas operativos en España ya está empezando a notarse y aunque de momento su cuota de mercado todavía está lejos de alcanzar los niveles esperados, la erosión en el resto de alternativas comienza a hacerse evidentes. Windows 7 y Windows 8.1 son los productos que más pierden pero productos de la competencia como OS X también han visto bajar sus cifras.

La adopción de Windows 10 tras su lanzamiento en nuestro país (y de manera global) el pasado 29 de julio comienza a abrirse camino entre otras opciones del mercado. Los antecesores del último sistema operativo de Microsoft son los que más han notado el desgaste provocado por la actualización gratuita a Windows 10 al realizarse desde equipos con Windows 7 o Windows 8.1 instalados en los mismos.

En tan solo veinte días, Windows 10 ha conseguido hacer mella en sus principales competidores según datos de la web Stat Counter. Windows 7, que lidera con mano de hierro el mercado se sistemas operativos en nuestro país con casi la mitad de la cuota de mercado ha sido uno de los que más han notado el impacto, pasando del 49,56% en julio a un 47,74% en lo que llevamos de agosto. Un caso similar es el de Windows 8.1 que es la siguiente opción con más presencia. En el caso del penúltimo SO de Microsoft, en julio contaba con un 19,05% de cuota mientras que en agosto ya ha descendido al 16,8%.

cuota mercado so españa

Windows 10, otro enemigo para OS X y Linux

La llegada de Windows 10 no ha afectado solamente a sus “hermanos” ya que algunas opciones de la competencia han podido verse afectadas. La presencia de sistemas Mac OS X ha bajado ligeramente del 10,15% al 9,51%, pero el posible impacto de Windows 10 se ha limitado aún más en sistemas Linux donde se ha pasado de un 2,6% a un 2,57%, lo que muestra que a pesar de la llegada de la última baza de Microsoft, estos sistemas continúan viviendo un poco aparte.

Es destacable como opciones como Windows Vista o Windows XP continúan casi inalterables, aunque en el caso del segundo el descenso ha sido del 9,76% al 9,11% y es que en estos casos hablamos de equipos en los que la migración a sistemas superiores supone iniciar un proceso farragoso que no siempre permite llevarse a cabo en las condiciones óptimas por lo que los usuarios prefieren esperar a renovar el equipo a pesar de la falta de soporte técnico por parte de Microsoft.

¿Creéis que Windows 10 logrará desbancar a Windows 7 como el sistema operativo líder en España?