La Administración Pública compra iPads en lugar de tablets más económicos

La marca preferida por la Administración General del Estado es Apple, en la cual se han gastado más de 28.000 euros para 40 unidades de iPad. Este modelo, además, ha ido a parar en su mayoría a la Subsecretaría del Ministerio de Justicia, que ha desembolsado cerca de 10.000 euros en 12 unidades de iPad y, por otra parte, no justifica de forma pública el motivo de la compra.

Es curioso, en realidad, porque existen decenas de modelos alternativos al iPad con características técnicas similares y a precios muy inferiores. La compañía de Cupertino, como ya sabemos, ofrece unos precios algo elevados con respecto a la competencia. Y por otra parte, también es curioso que se escoja una firma americana cuando, dentro de nuestro propio país, compañías como bq ofrecen dispositivos homólogos que, como adelantábamos, están disponibles a precios inferiores. Los «contratos menores» de estas compras están accesibles en el Portal de Transparencia, donde figuran 22 adjudicaciones para comprar tabletas.

tabletas

Dentro de los iPad comprados por la Administración General del Estado, tan solo uno de ellos es el modelo iPad mini, mientras que la mayoría de unidades corresponden al modelo iPad Air con sus casi 10 pulgadas. El gasto en este modelo, como adelantábamos, asciende por encima de los 28.000 euros para sólo 40 unidades, lo que resulta en una cifra aproximada de 700 euros por unidad comprada.

¿Tiene sentido apostar por el iPad?

De nuevo tenemos que recordar que hay también otros modelos que se han comprado, pero no deja de ser llamativo el hecho de que el iPad haya sido la tableta favorita de la Administración General del Estado. Recientemente veíamos cómo el nuevo Gobierno de Valencia optaba también por Apple para la compra de 99 teléfonos inteligentes. En lugar de optar por fabricantes más económicos, o firmas españolas como MyWigo, los consellers disfrutarán de un iPhone 6, que supondrán el desembolso de 64.200 euros. ¿Es un gasto innecesario en tiempos de crisis?