Los editores piden más penas de cárcel para los piratas de e-books

Los editores piden más penas de cárcel para los piratas de e-books

David Valero

Hoy ha entrado en vigor la polémica reforma del código penal por la que se incrementan las penas por los delitos cometidos contra la propiedad intelectual y los derechos de autor. Aunque la nueva LPI lleva ya meses “funcionando”, los editores de libros piden que se recrudezca la lucha contra las páginas que permiten la descarga de e-books piratas y opinan que la cárcel es la mejor.

Tenemos todavía fresca la sentencia contra los responsables de Youkioske, la página que ofrecía gratuitamente el acceso a una gran variedad de publicaciones de prensa escrita y que ha terminado por condenar a seis años de cárcel a los responsables de dicho portal. El director ejecutivo de la Federación del Gremio de Editores, Antonio María Ávila, ha declarado que “para algunos la única solución es la cárcel”, a la vez que se ha vuelto a incidir ante la poca efectividad de medidas menos severas, como es el mero cierre de las páginas de descarga de e-books.

Desde la entrada en vigor de la nueva LPI la lista de víctimas del panorama español de páginas web de piratería de música, películas o series ha ido aumentando con el paso de las semanas. El mercado de los libros digitales no ha sido una excepción y portales que gozaban de una enorme popularidad como Papyrefb2 o epub.cat han bajado la persiana por temor a las repercusiones legales a las que se han enfrentado sin ir más lejos los creadores e Youkioske.ebook_transition

Todavía cabe recurso en el caso de Youkioske pero nadie parece querer arriesgarse visto los antecedentes. A pesar de ello, la proliferación de webs para descargar material protegido de la red sigue siendo sorprendentemente fácil y no hay más que realizar una simple búsqueda en Google para acceder a un completo catálogo virtual que sería la envidia de cualquier librería física.

La facturación de e-books ha aumentado un 37%

En contrapunto a las demandas sobre una mayor pena para los responsables de páginas pirata que ofrecen la descarga de libros electrónicos, el mercado de libros parece que va adaptándose poco a poco a las nuevas tecnologías y gracias a la popularidad de tabletas o libros electrónicos, el aumento de la facturación de e-books ha crecido en un 37% durante 2014 superando a las del libro de bolsillo, a pesar de que los consumidores se quejan de precios todavía abusivos para el formato digital.

No obstante desde el sector se sigue haciendo referencia al daño que la piratería causa en la Industria y es que muchos editores han dejado de digitalizar libros porque de esa forma era más fácil obtener ese producto ilegalmente. Una de las frases que se han vertido en la presentación del estudio sobre el mercado del libro en 2014 ha sido que “para que se lo pirateen que al menos se lo curren”.

¿Qué os parecen las demandas del gremio de editores?