Samsung no quiere piezas de otros fabricantes en sus móviles

Escrito por Carlos González
Hardware

Hasta ahora, la compañía surcoreana líder en tecnología de consumo, Samsung, ha introducido en sus teléfonos inteligentes y tabletas gran cantidad de componentes de fabricación propia. Módulos de cámara, memorias RAM, cámara principal y secundaria entre otros. Y con sus últimos modelos, ha sorprendido utilizando, a nivel internacional, procesadores de la firma Exynos (Samsung). Ahora, quieren dar un paso más hacia el frente para prescindir de otros fabricantes de componentes.

Como es evidente, prescindir de fabricantes de componentes en la hoja de especificaciones de sus equipos supone una mayor rentabilidad de sus equipos. Dado que los costes de producción permiten suprimir los beneficios de compañías asociadas, Samsung puede optar por ajustar aún más los precios de sus terminales, o bien mantener precios y disfrutar de beneficios mayores por unidad vendida. Como adelantábamos, nos tienen acostumbrados a montar sus pantallas, memorias RAM y otros componentes, pero la tendencia es ensamblar por completo equipos Samsung con piezas, todas ellas, de fabricación propia.

Con el Samsung Galaxy S6 y el Samsung Galaxy S6 Edge, la surcoreana ha decidido abandonar sus acuerdos con Qualcomm para montar procesadores Snapdragon y, de esta forma, dotar a sus buques insignia de un procesador Exynos. No sólo es más económico para ellos, sino que se han ahorrado tener problemas de calentamientos y, además, ofrecen por el momento el procesador más completo, que combina arquitectura de 64 bits con ocho núcleos y un proceso de fabricación hasta ahora único en el mercado, de 14 nanómetros.

cuerpo-samsung-componentes

Samsung no quiere depender de nadie

De acuerdo. Samsung ya fabrica casi todos sus componentes. Ahora bien, aunque el procesador Exynos de los Samsung Galaxy S6 es de fabricación propia, mantiene dependencia con el suministro de ARM. Incluso este tipo de aspectos, que pueden resultar detalles minimalistas, pretende el fabricante surcoreano prescindir en próximos dispositivos móviles.

Aunque para ellos, como fabricante, supone un mayor beneficio, también lo será para los usuarios. Y es que, aunque establezcan la política de mantener sus precios consiguiendo mayor beneficio, lo cierto es que un usuario de un terminal con esta filosofía podrá disfrutar, más aún que ahora, de un dispositivo móvil realmente diferenciado de la competencia. Porque, como hemos visto en la generación anterior, los fabricantes introducen sus propias “señas de identidad”, pero al final encontramos “x” modelos de gama alta con el mismo pack Qualcomm Snapdragon 810 + 3 GB de memoria RAM + etcétera, la misma lista base de especificaciones en todos.

Fuente > Softpedia

Continúa leyendo
Comentarios
8 comentarios
  1. zantos 18 Mar, 15 3:58 pm

    Con la experiencia que tienen fabricando los procesadores de Apple algo habrán aprendido de su diseño… Lo raro es que no lo hayan hecho antes…

    1. Francisco57 18 Mar, 15 8:45 pm

      Perdona, pero el primer chip A4 que utilizo el primer iPhone fue desarrollado conjuntamente por Intrinsiti y Samsung y fabricado por este ultimo.

  2. nacho2603 18 Mar, 15 4:57 pm

    Pues que empiecen por el sensor de sus cámaras, que en casi todos sus teléfonos los que ponen tienen la firma de Sony, el mismo Samsung Galaxy S6 y su versión Edge tienen sensor Sony IMX240 Exmor RS

  3. nacho2603 18 Mar, 15 4:58 pm

    Por cierto, si poner elementos propios supone un ahorro, por qué no se ve reflejado en el precio?

      1. zantos 18 Mar, 15 9:19 pm

        Así es, ambas posturas tienen sus pros y contras…

  4. Aegis 19 Mar, 15 10:53 am

    “Samsung puede optar por ajustar aún más los precios de sus terminales…”

    ¿Aún más? Han subido un huevo los precios desde el S2… si 1000 euros por un smartphone es ajustar los precios es que se han pasado con los costes de fabricación.

  5. txoni 19 Mar, 15 11:11 am

    Como bien comenta arriba Francisco57, no a todas las empresas les sale más barato una producción interna. Lo que sucede es lo siguiente:

    – Monedas de países como el WKR ( Samsung, Corea del sur), y el Yen (Canon/Sigma, Japón), se están desvalorizando frente al dolar fuertemente: http://goo.gl/Sgr68s http://goo.gl/K5oZgr , lo que hace que las importaciones les salgan muy caras, y contratar mano de obra externa sube precios.
    – La recesión hace que la mano de obra local baje en comparación a la externa. Por ejemplo empresas como Canon, Sigma y Panasonic ya han anunciado que moverán fabricación a japón: http://goo.gl/BxPJrg http://goo.gl/ThoyEe
    – Y por supuesto, siendo a más bajo coste, y teniendo en cuenta que la fabricación “in-house” hace que puedan controlar mejor su producción (http://goo.gl/mmSerG), hace que las empresas de estos países no se lo piensen dos veces.

    Evidentemente esto no es cierto para empresas de otros países, donde aún les sale más a renta enviar su producción al exterior, a costa de no poder ejercer tanto control de calidad sobre el producto.

    Además, abrir nuevas plantas para producción de productos a los que una empresa no está acostumbrada a facturar supone una gran inversión, y no es algo que suceda de un año para otro. Canon ya anunció estos movimientos a principios de 2014.

    Y un detalle respecto al artículo, que me parece un tanto confuso: Samsung no depende de la producción de cpus por parte de ARM, dado que si bien ARM diseña tales CPUs, la fabricación va a cuenta del propio samsung, y están capacitados para hacer modificaciones sobre ellos, que es exactamente lo que hace Qualcomm con sus cpus Krai. Sería de extrañar que Samsung dejará de lado la ventaja que le supone el uso de un diseño de CPU tan standarizado que le abre las puertas a otros mercados.