Movistar tendrá 4 millones de clientes blindados en 2015

Movistar tendrá 4 millones de clientes blindados en 2015

Javier Sanz

La operadora española se ha marcado dos objetivos fundamentales en 2015, mejorar sus ingresos y blindar a su cartera de clientes. ¿Cuál será su estrategia?

2015 será un año clave en los planes de Movistar. La operadora está consiguiendo estabilizar sus ingresos con nuevos servicios de valor añadido y además está creciendo de forma importante en dos sectores clave, la banda ancha fija y el mercado de televisión.  El pasado verano, la compañía presidida por César Alierta comunicó al mercado que disponía de una base de clientes de televisión superior a 4,2 millones a nivel mundial, de los cuales, 1,5 millones estaban en España. A día de hoy la operadora supera ampliamente los dos millones de abonados en nuestro país y tiene como objetivo cerrar el año con cerca de 4 millones de clientes con Fusión TV. El reto no es fácil, significa doblar la base de clientes pero para ello contará con dos importantes bazas. La adquisición de Canal+ y la simplificación de la instalación del servicio con un dispositivo todo en uno. Tampoco hay que perder de vista a la integración de Movistar TV en televisores Samsung. A partir del próximo mes de marzo, muchas de las Smart TV de la firma coreana podrán acceder a la televisión sin necesidad de descodificador.

Blindaje de clientes

Una de las prioridades de la teleco es reducir su churn rate, o lo que es lo mismo, la tasa de cancelación de abonados. Para ello, la operadora llevará a cabo un potente esfuerzo para dar a conocer su servicio de televisión asociado a fusión. El objetivo es claro, captar clientes con servicios convergentes ya que son los que menos saltan entre compañías. Cuando un abonado dispone de teléfono fijo y móvil, banda ancha y televisión, es muy difícil que se cambie a un competidor. Únicamente los problemas técnicos o los errores en la atención al cliente pueden ser los desencadenantes y es precisamente donde Movistar más ha trabajado en los últimos años. Si echamos la vista atrás, la operadora ha salido de los rankings de asociaciones de consumidores que la situaban como la compañía con más quejas. El testigo lo han recogido otros competidores.

Próximos cambios

Poco a poco, la operadora ha ido pivotando su oferta para migrar a su base de clientes a Fusión. Comenzó migrando de forma gratuita a los clientes de ADSL a fibra óptica mejorando así la satisfacción de los mismos. Después incorporó la televisión básica a la oferta convergente sin coste y fue mejorando otros servicios como la franquicia de datos en el móvil. En este año los cambios importantes no llegarán hasta el próximo mes de junio según avanzó Luis Miguel Gilpérez, Presidente de Telefónica de España. El directivo señaló durante la presentación del equipo de motos Yamaha Movistar que «están preparando cambios que sorprenderán al mercado«. Recordamos que la operadora prometió lanzar una oferta Movistar de 200 megas simétricos y es más que posible que llegue en esa fecha. También la operación Canal+ será clave en el diseño de nuevas ofertas convergentes.

Otros servicios de valor añadido

Tampoco debemos olvidarnos de los servicios de seguridad y entretenimiento que está preparando la operadora. El primero llegará previsiblemente en el segundo trimestre del año mientras que los videojuegos en la nube podrían retrasarse hasta finales de año o bien comienzos de 2016. De nuevo la estrategia es clara, proporcionar multitud de servicios y ganar la fidelidad de los abonados. De momento los cambios están dando sus frutos, en el mercado del móvil la operadora ha logrado reducir un 60% la pérdida de abonados en portabilidad mientras que en el mercado de la banda ancha y televisión la fibra óptica está batiendo récords en captación.